MEMORIAS DE UNOS DÍAS EN FLORENCIA (1ª PARTE)

Hola a tod@s,

Cuando arranqué este blog hace ya un par de meses (cómo pasa el tiempo!), os hablé del viaje que hice a Italia el pasado mes de julio.  En su momento únicamente dediqué unas líneas a Roma, por lo que quedó pendiente hablaros de mis días en Florencia, así que… Manos a la obra!

Como pasé casi seis días en la capital toscana, intentaré acercaros a lo que fue este viaje tan maravilloso distribuyendo todo lo que tengo que explicaros en dos o tres partes, según vea. Creo que de esta manera no resultará tan pesado y no os aburriré tanto… 😉

Pues bien, después de tres días bastante intensos en la ciudad eterna, el pasado 17 de julio hacia al mediodía ponía fin a mi estancia allí para partir a otra de las ciudades más conocidas y bellas del país italiano: Florencia. Para ello, escogí la modalidad relajada de uno de los trenes regionales que diariamente unen estos dos puntos. Digo relajada porque hay trenes de alta velocidad que en una hora y media aproximadamente te desplazan desde la capital hasta Firenze, pero yo elegí hacerlo de forma más tranquila, en un trayecto de casi cuatro horas de duración, para poder descansar y disfrutar del paisaje.

Aunque mi idea era intentar dormir un rato en el tren, esta intención quedó únicamente en eso, una idea, ya que compartí el viaje con una familia ecuatoriana encantadora con la que pude compartir una más que interesante conversación y muchas risas.

Casi a las cinco de la tarde y con unas ganas inmensas de conocer la ciudad, por fin pisaba suelo florentino. Después del viaje y de aprovechar intensamente mi última mañana en Roma, necesitaba urgentemente una buena ducha para reactivarme, por lo que me dirigí rápidamente a mi hotel allí, el Best Western Palazzo Ognissanti, muy cercano a la estación de tren de Florencia y a la basílica del mismo nombre, Santa María Novella.

Ya más despejada, con mi cámara en mano, salí disparada de la habitación como quien camina deseando comerse el mundo y me dirigí al centro histórico de la ciudad. El hotel se encontraba en una zona ideal para descansar, a escasos minutos de los monumentos principales, por lo que, cuando quise darme cuenta, tenía frente a mí la imponente fachada del Duomo.

Fachada del Duomo (17.7.2013)
Fachada del Duomo (17.7.2013)

Creo que jamás olvidaré la increíble sensación que me invadió cuando topé con uno de los conjuntos arquitectónicos más bellos que había visto jamás. La catedral, junto con el Batisterio de San Giovanni y el Campanile ofrecían un auténtico regalo para la vista, una de las escenas más maravillosas que nadie podría dejar de contemplar.

Vista del Duomo y del Batisterio de San Giovanni (17.7.2013)
Vista del Duomo y del Batisterio de San Giovanni (17.7.2013)

Tenía  por delante varios días para empaparme de Florencia, sus detalles, su gente, sus rincones, su encanto… por lo que decidí dar un paseo relajado por el centro de la ciudad y perderme entre sus calles. Tomé la Via dei Calzaiuoli y, cuando menos lo esperé, me encontraba en la Piazza della Repubblica, una de las plazas más animadas de la ciudad, en la que se encuentran algunas de las terrazas más populares de la capital toscana.

Después de un rato curioseando y sin dejarme de asombrar por tanta belleza, decidí regresar a la Piazza del Duomo y cenar algo por la zona. Llamó mi atención un local de venta de pizza al peso con una terraza justo delante de la fachada de la catedral, así que sin pensármelo dos veces compré una porción de pizza y una botella de agua.  Por menos de seis euros me encontraba cenando delante de uno de los monumentos italianos más valorados y admirados, algo que no dejaba de emocionarme cada vez que pensaba en ello.

Ya al terminar, regresé al hotel para descansar y cargar pilas para el día siguiente, que como veréis ahora, iba a ser bastante largo…

La mañana siguiente comenzaba más que temprano para mí, ya que a las 08:15 hrs tenía que estar en la entrada a la Galleria dell’Accademia, cuna del David de Miguel Ángel. Había comprado la entrada antes de salir de Barcelona, por lo que no podía retrasarme. Por esta razón, madrugué bastante, desayuné bien y, algo antes de las ocho de la mañana, me encontraba paseando de nuevo por la zona del Duomo, esta vez mucho menos concurrida que la tarde anterior, como es lógico. Se respiraba en la plaza una paz absoluta, silencio… Así que me relajé y dediqué unos minutos a disfrutar de lo que me parecía más que un privilegio.

Vista del Duomo por la mañana (18.7.2013)
Vista del Duomo por la mañana (18.7.2013)

Acto seguido, giré a la izquierda y tomé la Via Ricasoli rumbo a mi destino. El camino no tenía pérdida, así que en menos de cinco minutos me encontraba ante uno de los museos más importantes de Italia y, con toda seguridad, de toda Europa.

Entrada a la Galleria dell'Accademia
Entrada a la Galleria dell’Accademia

En este punto del camino dediqué unas dos horas a ver las impresionantes obras de arte que aguarda en su interior. Resulta imposible no aludir a la espectacular majestuosidad de la escultura del David, una de las obras más excepcionales que he contemplado jamás. Lo mires desde donde lo mires, no deja de maravillarte, silenciarte… En fin, bien merece la pena una visita y unos buenos minutos a estudiarlo.

A mi salida del museo continué descubriendo Florencia, acercándome a la Piazza di San Marco y visitando la iglesia del mismo nombre. Seguidamente, volví a pasar por delante del Duomo para ir en búsqueda de otra de las plazas principales de la ciudad, la Piazza della Signoria, que antaño había sido enclave de suma importancia para la vida civil florentina.

Cartel en Piazza della Signoria
Cartel en Piazza della Signoria
Palazzo Vecchio, Piazza della Signoria
Palazzo Vecchio, Piazza della Signoria
Escultura en Piazza della Signoria
Escultura en Piazza della Signoria
Réplica del David, Piazza della Signoria
Réplica del David, Piazza della Signoria

Proseguí mi camino atravesando la Piazzale degli Uffizi, lugar en que se encuentra la Galería Uffizi, que une la Piazza della Signoria con uno de los puntos más románticos y singulares de Florencia: el Ponte Vecchio. Para que podáis comprobar la magnitud de su belleza os dejo una de las imágenes del mismo que capté con mi cámara:

Ponte Vecchio, Florencia
Ponte Vecchio, Florencia

Después de pasear relajadamente durante un rato más, hice una parada para comer y regresé al hotel para descansar un poco antes de que cayera la tarde.  Lo cierto es que el descanso duró poco, ya que a las tres de la tarde tenía la reserva para visitar la que con bastante probabilidad es la pinacoteca más importante de Florencia: la galería Uffizi. A medio camino pude tomar esta imagen del Ponte Vecchio, desde una perspectiva diferente a la que os he mostrado antes:

Vista del Ponte Vecchio desde el río Arno
Vista del Ponte Vecchio desde el río Arno

Como os he comentado, el objetivo de esa tarde era conocer y visitar con profundidad la Galleria degli Uffizi, otro de los museos florentinos más importantes, especialmente por la grandeza de algunas de las obras renacentistas que custodia: El nacimiento de Venus y la Alegoría de la primavera de Botticelli, y algunas de las obras maestras de Rafael y Da Vinci, entre otras.

Entrada a la Galleria degli Uffizi
Entrada a la Galleria degli Uffizi

Debo confesaros que esta visita me interesaba y atraía muchísimo más que el museo que había visitado por la mañana, ya que soy fan incondicional de la pintura renacentista. Ciertamente, después de visitarlo mi expectación no resultó frustrante, quedé impresionada con la visita a la galería y la recomendaría sin lugar a dudas. Os atraiga o no el mundo del arte, es un museo interesante, cuidado, de un valor cultural incalculable… No dejéis pasar la oportunidad de visitarlo si pasáis por Florencia.

En cuanto a la visita a estos museos, la única recomendación que os haría es que no cometáis el mismo error que yo. Si podéis, no hagáis estas visitas en un mismo día… Creo que se disfrutan más no concentrándolas tanto en una misma jornada y vuestras piernas lo agradecerán.

Ya para terminar con la publicación de hoy, aunque aún con muchas cosas que compartir de mi estancia en Florencia, os dejo algunas de las fotos que hice paseando de noche por la ciudad. Vale mucho la pena ver algunos de los monumentos principales de noche, ya que tienen un encanto distinto y encontraréis mucha menos gente en la calle.

Basilica de Santa María Novella al anochecer
Basilica de Santa María Novella al anochecer
Il Duomo de noche
Il Duomo de noche
Vista nocturna del Batisterio y del Duomo de Florencia
Vista nocturna del Batisterio y del Duomo de Florencia

Aquí tenéis también un par de fotos nocturnas del Ponte Vecchio, estampas del romanticismo que recoge este lugar al caer la noche. Es imposible describir lo que se siente al pasear de noche por este punto de la ciudad, sobre todo si tenéis la suerte como yo de disfrutar de ver tocar a algún grupo local. Es sencillamente encantador. Y si, además, como yo sois testigos del compromiso de alguna pareja, el no va más… El bello de gallina…

El Ponte Vecchio de noche
El Ponte Vecchio de noche
Comercios en el interior del Ponte Vecchio
Comercios en el interior del Ponte Vecchio

¿Sabíais que siglos atrás habitaban comerciantes de carne en el Ponte Vecchio? Se cuenta que así fue hasta que la corte de los Médici se trasladó hasta un palacete cercano al puente y, al molestarle el olor, ésta prohibió la permanencia de dichos comerciantes en el puente. Desde ese momento habitan generalmente en él comerciantes del mundo de la joyería.

Bien, por el momento esto es todo de mi estancia en Florencia… Prometo volver pronto y contaros el resto de la historia… Gracias y un abrazo a tod@s!

Ali

Anuncios

Un comentario en “MEMORIAS DE UNOS DÍAS EN FLORENCIA (1ª PARTE)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s