MISCELÁNEA

Después de más de dos semanas sin escribir, la verdad es que ya echaba de menos dedicaros unas líneas y compartir de nuevo algunos de los pensamientos que aparecen en mi mente una y otra vez en los últimos días. Las últimas dos semanas no han sido fáciles a nivel personal por razones varias, por lo que no encontré el momento ni las ganas de volver a compartir algo con vosotr@s a través de este espacio.

Me gustaría pediros disculpas porque inicialmente Creciendo entre mochilas pretendía ser un blog de viajes, un lugar en que pudierais ver fotografías y leer mis impresiones acerca de los lugares que he visitado. Casi diez meses después de la creación de esta página, no sé si estaréis de acuerdo conmigo en que hay viajes que no necesariamente implican un desplazamiento en el espacio físico.

Por ese motivo, me permito la licencia de hablaros aquí de otros temas que no están relacionados directamente (¿o sí? aún lo sé…) con la preparación de un viaje en el sentido estricto de la expresión.

En el post de hoy voy a hablaros de los regalos de la vida, de aquellos componentes que forman parte de nuestro paso del mundo de una manera inherente, cobrando mucha más importancia de la que realmente en ocasiones llegamos a otorgarles.

Un factor llamado tiempo

A raíz de una situación vivida hace muy pocos días me di cuenta de lo poco que a veces llegamos a valorar el tiempo y cómo éste va desgastándose lentamente sin que lleguemos a ser conscientes de ello. Much@s de nosotr@s llevamos un objeto en la muñeca para controlar y medir el paso del tiempo, pero el reloj y sus agujas no son lo que en realidad nos enseñan a aprovecharlo ni a disfrutar cada instante como si fuera el último.

A menudo vivimos pensando en qué haremos, organizando nuestro futuro utilizando frases con la estructura “cuando llegue el momento X, haré X”… Reconozco que ahora más que nunca me río o me dan ganas de llorar cuando escucho formulaciones de este tipo. ¿Cómo sabemos que el momento X llegará? ¿Acaso tenemos a un duendecillo susurrando a nuestros oídos cuánto tiempo tenemos por delante?

El tiempo es verdaderamente y en toda su esencia un auténtico regalo que tod@s recibimos cuando nacemos, pero que, sin embargo, cada cual lo utiliza de una manera diferente para forjar un camino distinto que nos conducte a obtener resultados divergentes al final de nuestras vidas. El tiempo no deja de ser una herramienta que podemos exprimir o no, pero ojo, es una herramienta importante que se consume sin alternativa alguna. La única alternativa existente ante tal circunstancia es nuestra actitud al respecto, el modo en que decidimos hacer de él nuestro aliado para conseguir que nuestro paso por este mundo cuente si así queremos que sea.

El valor de la amistad

En el último mes he sido más consciente que nunca de la importancia de contar con verdaderas amistades, con personas con las que sabes que puedes contar nieve, luzca el sol o llueva como si el universo fuera a evaporarse mañana. Pero… ¿qué es la verdadera amistad? En mi opinión, es ese sentimiento o esa relación que se establece entre personas que, a pesar de ser diferentes, se quieren, se respetan y no se juzgan ante ninguna circunstancia.

Las auténticas amistades aparecen cuando las necesitas, sin necesidad de demostrar que en un momento determinado las necesitas porque mirándote a los ojos ya saben que es así. Obviamente, este tipo de relaciones requieren ser recíprocas porque cuando no las mimas o no les dedicas atención acaban yéndose al traste.

Me considero afortunada en este sentido. La vida me ha enseñado tanto con qué perfil de personas quiero relacionarme como los nombres de quienes siempre están, por encima de todo. Y en este aspecto, hoy digo NO a la hipocresía, a la confianza mal entendida, a las sonrisas forzadas y a los abrazos vacíos.

Hoy quiero AGRADECER a la vida ese calor a tiempo, ese apoyo incondicional, esas llamadas o mensajes porque sí, esos hombros que siempre están ahí… No hay mejor regalo que aquellos momentos, buenos o no tan buenos, afrontados con el apoyo de buenas personas a nuestro alrededor.

Para terminar mi escrito de hoy, quiero dar las gracias a mis amig@s (a quienes siguen aquí y a quienes no) por ser cómo son, con sus virtudes y defectos. Por conseguir que mis días brillen un poco más, por inspirarme y compartir conmigo sus ilusiones, sus tristezas y sus alegrías. Gracias, en definitiva, por estar, saber escuchar y comprender cualquier circunstancia por incomprensible que sea.

Os dedico esta canción que en un momento muy particular me ha dado mucha fuerza y me ha hecho pensar en vosotr@s y en la suerte que tengo de teneros en mi vida. Gracias en especial a mi amigo Paco Navarro, sin él y sus consejos no hubiera encontrado esta canción.

“Que el camino salga a vuestro encuentro, que el viento siempre esté detrás de vuestras figuras y que la lluvia caiga suave sobre vuestros campos” (frase tradicional irlandesa).

Con estas reflexiones me despido por hoy, mientras preparo mi próximo post, en el que os hablaré de Londres y de todas las maravillas que descubrí en esta ciudad el mes pasado.

Hasta entonces os mando un fuerte abrazo desde Barcelona!

Ali

Descansando en Montjuïc (07.06.2014)
Descansando en Montjuïc (07.06.2014)

Anuncios

6 comentarios en “MISCELÁNEA

  1. Hola Ali

    La vida es el mayor viaje que existe, no existe mapas, no sabes donde llegaras, no sabes nunca que camino es el correcto… pero si te paras a pensar, lo importarte del viaje de la vida, es el viaje en si no donde pretendes llegar…

    Por eso hay que pararse y mirar la pequeñas cosas, como… caminar al lado de alguien en silencio y estar a gusto, el olor a hinojo del campo, el silencio de la naturaleza, los coches que no arrancan, las vistas de lo que nos rodea, la buena conversación, los sueños de donde ir y con quien, que una niña te agá sonreír… los pequeños gestos, una mirada curiosa, una sonrisa una pregunta… que?? El ser consciente de que alguien esté lejos no significa que puedas sentirlo muy cerca.

    El viajes de la vida es largo, el disfrutar de ese viaje con buena compañía es un privilegio que solo somos consciente unos pocos.

    En fin… te dejo con una frase de Extremoduros.

    “Para algunos vivir es galopar un camino empedrado de horas, minutos y segundos. Yo más humilde soy y sólo quiero que la ola que surge del último suspiro de un segundo, me transporte mecido hasta el siguiente”
    Un besazo

    • GRACIAS, amigo mío. Nadie mejor que tú sabe describir cómo son nuestros momentos, que a pesar de separarnos más de mil kilómetros de distancia, siempre sabemos encontrar y optimizar. Me han encantado tus palabras “el ser consciente de que alguien esté lejos no significa que puedas sentirlo muy cerca”… No se me ocurre ahora mismo manera mejor de describir nuestra amistad.

      Te mando un fuerte abrazo, hasta que llegue el próximo mes y yo misma te lo pueda dar. Gracias por todos esos momentos.

      Ali

      Pdta.- Ya te vale… Anda que dejar que una novata arranque el coche que tú no pudiste arrancar… Jajajaja. Vivan las aventuras quijotescas… 🙂

  2. Un blog de viajes puede ser muchas cosas, me parece genial lo que haces con tu blog. Creo que los viajes interiores a veces nos enseñan más que visitar muchos lugares y no llevarnos nada de ellos. Una foto preciosa ¿Quién te la tomaría? 😛

    Gracias mujer por permitirnos conocerte un poquito más en estas palabras, por trasmitir tan buena energía y sobre todo por ser diferente y por querer compartir esas diferencias con otros 🙂

  3. Uau Diana… ¿Qué decirte ante esas palabras tan bonitas que me has escrito?

    Estoy totalmente de acuerdo contigo en que los viajes interiores a veces no enseñan más que visitar muchos lugares y no llevarnos nada de ellos… Y mira qué ya es difícil no llevarse nada, eh? Hay que tener el canal de la receptividad muy muy cerrado…

    Gracias a ti por tu forma de entender la vida, por compartirla conmigo (bueno, y con muchísimas personas más… jajaja) y por ayudarme a descubrir nuevos caminos. Te llevo en el corazón, hermosa.

    Ali

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s