SER BLOGGER: LA OTRA CARA DE LA MONEDA

Después de algo más de un año como blogger, en esta ocasión voy a compartir contigo algo distinto a todo lo que he publicado antes. Esta vez voy a “romper la máscara” y destaparme para hablarte acerca de qué conlleva publicar en un blog y acerca de los riesgos y de la parte menos positiva (no puedo calificarlo de negativa) y quizá menos visible que asume todo escritor o escritora 2.0. Por supuesto, también hablaré de sus ventajas, pero… Comencemos por el principio.

¿POR QUÉ ESCRIBIR UN ARTÍCULO COMO ESTE?

He dedicado cierto tiempo a buscar por el ciberespacio artículos referentes al tema que he presentado antes y… Sorpresa! Todo lo que encontré fueron publicaciones del estilo “cómo crear un blog”, “cómo convertirte en un blogger de éxito” y “cómo sacar partido a tu blog”. Apenas encontré posts que trataran sobre la otra cara de la moneda, la parte menos conocida y menos popular de lo que conlleva compartir a través de un blog y, por eso, decidí desarrollar este tema porque estoy más que segura de que a más de una persona le interesará esta cuestión.

Antes de continuar, quiero dejar claro que asumo totalmente que, dada la que puede parecerte breve experiencia como blogger, puede resultar osado por mi parte firmar este artículo. Para inspirarme a desarrollarlo, debes saber que no sólo me he basado en mi propia experiencia, sino también en la observación de otros blogs y del gran aprendizaje (a mi entender) que eso me ha permitido experimentar.

Porque no todo lo que supone es tan bucólico...
No todo es tan bucólico…

LA PARTE MENOS AMABLE DE FIRMAR UN BLOG

A continuación, voy a hablarte de los riesgos a los que, inevitablemente, se expone toda persona que mantenga un blog. Sin más preámbulos… Vamos al tema!

  • La exposición a todo tipo de críticas. Independientemente de si en tu blog habilitas o no la opción de dejar un comentario, no te quepa la menor duda de que, en algún momento, alguna de las personas que saben que escribes en este tipo de espacios te transmitirá su opinión acerca de lo que publicas. Y es aquí donde debes tener claro un aspecto: no todos los comentarios que recibas (públicos o no) te gustarán ni coincidirán con tu visión acerca de lo que compartes. Por este motivo, si aún no lo haces, te animo a mantener una actitud lo más tolerante posible al respecto, ya que es uno de los riesgos inherentes que se asumen al crear un blog. Ahora bien, obviamente eso no significa que debas permitir que te falten el respeto (que haberlos, haylos), faltaría más.
  • Cuando la inspiración no llega o sencillamente te faltan las ganas de escribir. Aunque esto no me ha pasado nunca, conozco a otr@s bloggers a quienes sí les ha sucedido. Me parece totalmente humano que esta situación pueda darse, creo que nadie tiene por qué sentir la motivación de escribir siempre al mismo ritmo (aunque felicito a quienes la sienten… :)). ¿Qué hacer si esto pasa? Pues, por el momento, me vienen a la mente tres opciones: 1) disminuir la frecuencia de publicación, 2) invitar a otras personas a que participen en tu blog con un artículo colaborativo y 3) colgar el cartel “cerrado provisionalmente por salir en búsqueda de la inspiración”. Aunque la última alternativa es la que menos me convence, en el caso de escoger las opciones 1 y 3, creo sinceramente que es positivo comunicar a quienes te siguen los motivos de tu decisión, más aún cuando les tienes acostumbrad@s y esperan que publiques con una frecuencia concreta.
Siempre, siempre, siempre hay más de un camino posible
Siempre hay más de un camino posible
  • El miedo a decepcionar a los demás. Creo que estarás de acuerdo conmigo en que, de alguna manera y en mayor o menor medida, en determinados momentos a tod@s nos gusta sentir la aprobación de los demás. Desde mi propia experiencia, no tengo ningún reparo en confesar que, pasados los primeros meses de vida de este blog y cuando empecé a contar con una serie de lector@s más o menos asiduos, me preocupaba publicar artículos que pudieran disminuir su interés en Creciendo entre mochilas, me preocupaba decepcionarles. Después de dar algunas vueltas al tema, me di cuenta de que no hay cosa peor que decepcionarse a un@ mism@, por encima de todo. Si ahora mismo tú también estás sintiendo ese miedo, tengas o no un blog, de corazón te digo que te escuches, tomes las decisiones que tengas que tomar para sentirte mejor, pero, sobre todo, apuestes fuerte por aquello en lo que crees. Tú mejor que nadie sabes qué necesitas y qué esperas de tu vida, y en tus manos está orientarla de acuerdo a tus ilusiones, objetivos y metas. Y si no sabes por dónde empezar, te invito a escribirme! Intentaré ayudarte en lo que pueda.
  • La confianza mal entendida: establecer límites. Sí, sí, no te sorprendas, a algunos bloggers amigos míos les han llovido hasta ofertas de matrimonio! ¿Te parece disparatado? Pues ya lo ves, la vida misma. Dependiendo de la tipología de blog que tengas, es muy importante saber delimitar cuáles son los límites infranqueables (como dicen en 50 sombras de Grey) e implantar una barrera entre todo lo que estás dispuest@ a compartir y lo que no. Quizá no sea tan necesario en un blog de negocios (aunque también) como en un blog personal, en el que sí suele abrirse una ventana mucho más amplia hacia las experiencias y emociones de quien lo firma. Sea como sea, cuidado y sé prudente, sólo por el mero hecho de que no sabes quién hay detrás de la pantalla.  (NOTA: Sobre este tema, quizá más adelante me anime a escribir otro artículo en que comparta mis reflexiones acerca de si es posible que nazcan sentimientos entre lector@s y bloggers… Me parece un debate interesante que voy a sacar a colación, aunque, por ahora, os adelanto mi punto de vista: y tanto que lo es! :)).
Amor 2.0: post en perspectiva... :)
Amor 2.0: post en perspectiva… 🙂

Y… NO TODO IBA A SER “NEGATIVO”: LA CARA BONITA DE LA MONEDA

Como he comentado al inicio, no todo lo que voy a incluir en este post va a ser “negativo”, nada más lejos de mi intención… Como sabrán tod@s l@s bloggers que lean este artículo, compartir pensamientos e inquietudes mediante este espacio virtual puede ser desencadenante de muchos aspectos muy positivos y enriquecedores, tanto para quien escribe como para quien lee. Algunos de ellos son:

  • La oportunidad de contactar con personas de todo el mundo. Desde que inauguré Creciendo entre mochilas, he conocido tanto virtualmente como en el tú a tú a personitas increíbles, personas que me han enseñado y aportan mucho a mi vida, seres muy especiales con quienes tengo la suerte de poder compartir inquietudes, puntos de vista, intereses y (¿por qué no?) emociones.
  • El placer y los beneficios de escribir: un camino al autoconocimiento. Ciertamente, dedicar tiempo a escribir y a reflexionar sobre mis propias experiencias me ha ayudado a conocerme y a comprenderme mejor. Publicar acerca de mis vivencias me ha servido más de lo que te puedes imaginar a aceptarlas como parte importante de mi persona y a superar aquellas que más me han marcado y dejado un sabor agridulce. Por otro lado, también debo hacer referencia al placer de compartir sin esperar nada a cambio, de manera totalmente altruista, cuyo resultado es una sensación de bienestar muy difícil de describir.
  • El aprendizaje de y con l@s demás: compartida, la vida es mejor. Se trata de un aspecto fundamental y esencial para mí. ¿Qué puedo decir al respecto? Es impresionante la magnitud del aprendizaje que un blog puede llegar a facilitar… Compartir un debate, conocer lo que tu experiencia ha ayudado a otras personas, escuchar (o leer) lo que pueden aportar quienes intervienen en este espacio… son aspectos que otorgar un inmenso valor añadido al puro hecho de escribir por escribir. Cada persona tenemos algo que ofrecer, algo que aportar a este mundo (tú también) y el poder compartir y aprender junt@s es algo que sencillamente me encanta.

De momento… Esto es todo… Si eres blogger o estás pensando en crear tu propio blog (también si no lo eres, por supuesto!!), me encantaría que compartieras con un comentario tu opinión o qué es lo que te desanima a crear tu propio espacio virtual, quizá entre tod@s consigamos despejar esas dudas! 🙂

Y, por último, quiero dar las gracias y saludar a Belén, Juan, Diana, Ángel, Caro, Javier y Anina, personas a las que adoro y a las que nunca podré agradecer de manera suficiente todo lo que me enseñan.

Anuncios

38 comentarios en “SER BLOGGER: LA OTRA CARA DE LA MONEDA

  1. Esta mujer!! jajajaja

    Pues mira a mi lo que más me echaba para atrás eran las criticas, jamás había escrito (de hecho mi ortografía dejaba bastante que desear…abreviaba con “k” OMG, lo he confesadoooo jajajaja), pero mira después de la tercera persona que me comentó lo de cuidar es estilo en vez de tirar la toalla y desistir me propuse que se iban a enterar de lo que vale un peine…Y mira, ahora veo alguna falta o tilde mal puesta y me pongo nerviosa, así que digamos que lo que más miedo me daba me ha convertido en una mejor versión de mi misma.

    Así que niña, ole nuestros santos ovarios! XDDD

    Muchas gracias por la mención ❤

    Chuuu!!

    • Hola mi londinense preferida!! 🙂

      Mira, tu blog es el espacio más espontáneo y natural que me echado a la cara, así que no sabes cuánto me alegro de que te decidieras y nos alegraras la vida a tod@s con tu decisión!!

      Un fuerte abrazo, niña!

      Ali

  2. Lo de las críticas es inevitable, tu blog, tus artículos no van a gustar a todo el mundo. Pero es que tal vez, tú tampoco quieras a esa clase de persona en tu blog. Así que con aceptar que cada uno piensa diferente, sin intentar convencer de nada (que eso desgasta y mucho) solucionado. Eso sí, hay que estar seguro, confiado y feliz con lo que haces para que la crítica no te tambalee, porque todos tenemos nuestros momentos de debilidad….Me ha gustado mucho Alicia!!!! Bsos. Vir

    • Hola Vir!!

      Al final apareció tu comentario!! Estoy absolutamente de acuerdo contigo, salvo el único matiz que en mi blog son bienvenidas todas aquellas personas que, coincidan con mi opinión o no, guarden respeto.

      Creo que todas las personas tenemos algo que aprender las unas de las otras, y aquí incluyo también aquellas a las que no les guste mi blog o estén en desacuerdo con algunas de mis afirmaciones. Yo encantada de leer la contra! Mientras haya respeto, por supuesto.

      Mucha suerte en tu blog también, Vir!! Y muchas gracias por “tomarte un café” por aquí… 🙂

      Un besazo!

      Ali

    • Muchísimas gracias, mi chica no-imposible!!

      Creo que está muy bien plantear todas las cuestiones desde todos los puntos de vista posibles, este blog no es ir al súper a que la dependienta de convezca de qué productos comprar…

      De cada tema que trato intento hablar de lo bueno y de lo que no lo es tanto, aunque no por ello sea necesariamente negativo, que de todo se aprende en esta vida! Muchas gracias por tu comentario y por dejarte caer por aquí de vez en cuando!

      Un abrazo enorme!!

      Ali

    • Hola Nuria!! Bienvenida a mi pequeño gran mundo!!

      Me alegra que te haya gustado! Es posible que más adelante escriba más artículos sobre el mundo del blogger, así que te animo a dejarte caer por aquí de vez en cuando! 🙂

      Otro abrazo bien fortote para ti desde Sabadell!!

      Ali

  3. Enhorabuena por este artículo Alicia. Si te digo la verdad, no había leído antes un post de este estilo.

    Comparto todo lo que comentas. Son varios los motivos que me han llevado hasta mi blog, pero sobre todo destacar la sensación de estar ayudando alguien, de sentirte útil. Me encanta ver como a otros bloggers les escriben e-mails dándole gracias por el valor que les han aportado, debe ser una sensación fascinante.

    Otro de los beneficios que veo de tener un blog, es el de mejorar tu perfil profesional. En mi caso, quiero que mi blog sirva de base para mis futuros proyectos profesionales. Con un blog, cualquier persona puede saber con todo detalle qué tipo de persona eres, cuales son tus actitudes y aptitudes, qué conocimientos tienes sobre un tema y qué opina la gente sobre ti. ¿Se os ocurre una mejor forma de complementar un CV? A mí, no 🙂

    Un beso Alicia, sigue trabajando tal y como lo estás haciendo. Llegarás lejos 🙂

    Nos vemos este Sábado!

    • Hola Oli!!

      Bufff… Y ahora qué te digo yo?? Muchas gracias por tus palabras, de verdad.

      Me parece muy interesante tu idea de enfocar el blog como complemento al CV. No está nada mal pensado, aunque hay algo en lo que estoy en desacuerdo contigo.

      No creo que un blog pueda mejorar tu perfil profesional, sino que, en mi humilde opinión, es justo al contrario. Es tu perfil profesional el que mejora tu blog, son tus competencias y conocimientos los que pueden otorgar un valor añadido importante a tu blog, no al revés.

      Seguiremos trabajando! Me queda muuucho por hacer, pero… Piano piano!!

      Hasta el sábado!!

      Ali

      • Me refiero a que si vas a solicitar empleo para “X” empresa, el hecho de que complementes tu CV con el blog, va a permitir a la empresa tener mucha más información sobre ti. Información que de otra forma le sería muy complicado conocer.

        En mi caso, si quiero trabajar para una empresa de guías de viaje, o de promotor turístico para “X” destino, el hecho de tener un blog va a otorgar un gran valor añadido, ya que va a ayudar a diferenciarme del resto de solicitudes de empleo.

        Todos podemos tener el mismo título profesional, pero si aparte de eso, tienes un sitio donde demuestras tus conocimientos y creas valor, por seguro tendrás más posibilidades de conseguir el empleo 🙂

        Un ejemplo claro son los blog sobre marketing. Muchos de estos bloggers, aparte de ofrecer sus propios productos y servicios, trabajan para otras empresas. Seguro que un importante factor que ha influido en la consecución del puesto, ha sido su trabajo realizado en el blog.

        Saludos!

  4. No en vano, en una esquina de mi blog hay una cita que dice “Prefiero escribir para mí y no encontrar público, que escribir para el público y no encontrarme a mí.” La firma Cyril Connolly, y lleva ahí desde los inicios.

    Creo que he pasado por todas las fases. Al principio publicaba cinco días por semana, y se trataba de entradas más cortas, menos elaboradas y casi siempre basadas en un formato de interés ajeno. Es decir, el rollo de “podrías escribir sobre xxxx”, o de “me gustaría saber tu opinión de yyyy”. Luego empecé a escribir a mí bola y reduje a tres posts por semana. Después, a dos cada martes y sábado. Y finalmente a uno cuando lo sintiera oportuno, con intención de que cada semana salga algo en cualquiera de las dos bitácoras que manejo.

    También he vivido lo de los límites difusos. Un acosador escribió a mi familia, ciertas mujeres buscaban validarse “conquistando al conquistador”, fans empedernidos de negocios y prácticas que he criticado se pasaban a insultar, así como también se han visto críticas que apoyaban mi perspectiva sobre lo criticado, bastante más crudas que lo que yo mismo expuse. La gente se abre y se suelta mucho más en la Red, y más en sitios como los que yo manejo.

    Una de las cosas buenas para mí es haber creado una comunidad donde nos tratamos directamente y como amigos. Recibo las opiniones y comentarios a lo que hago u publico en persona o por mensajes privados, por lo general. Quedamos con cierta frecuencia y hablamos bastante regularmente. Claro que me gustaría ver 30 comentarios a la hora de publicar algo, pero no escribo para que me lean y comenten, sino para que reflexionen y vivan. Muchas veces no hay comentarios hasta que no han pasado por el proceso y la experiencia. Muchas otras no hay comentarios en absoluto. Y en fin, que sea lo que deba ser.

    Supongo que con lo dicho también he abarcado el lado bonito… Aunque podemos sumarle que a través de eso, y con unos pocos de vericuetos, he llegado a VAM y por ende nos conocemos.

    Por la tontería de escribir un blog tengo cuatro libros ahí fuera, un quinto apalabrado con una editorial y otro en el horno. Además, he ganado amistades de todas partes del mundo que me están permitiendo salir a flote en bastantes sentidos. Y hasta he dado con una profesión (o varias). 🙂

    Y después del baño de flores que me doy, te agradezco que plantees el tema y que le busques un lado positivo.

    Abrazo fuerte!

    • Hello my little kitty!!

      Qué alegría tenerte por aquí!! Tendré que escribir más artículos como este de vez en cuando!! 🙂

      Gracias por compartir tu experiencia. De tu comment me quedo con una frase que comparto al 100%: “no escribo para que me lean y comenten, sino para que reflexionen y vivan”. Es una gran frase, si te hiciera una entrevista, sin lugar a dudas ese sería el titular.

      Aquí una servidora tampoco se obliga a escribir con una determinada frecuencia. Es más, lo veo como un error garrafal porque, cuando alguien escribe con ganas y no por obligación, eso se palpa en el escrito resultante. Así que me apunto al carro “escribo cuando quiero, chim pum”.

      Otro abrazo muy fuerte para ti!!

      Ali

      Pdta.- Hay ganas de tener tu libro en mis manos!! 🙂

  5. Desde el punto de vista de un no iniciado, el mundillo de los bloggers da respeto. No sólo por el qué dirán, sino por el ¿qué voy a decir yo?
    Parece más fácil empezar un blog sobre una temática concreta que te interese (mototurismo por poner un ejemplo), y de entrada te aparecerán un montón de cosas sobre las que hablar: rutas, equipo, alojamiento, viajes, fotos, etc. Pero llega un día en que por tiempo/dinero no puedes hacer ningún viaje, o no tienes nada nuevo que decir ¿y qué? ¿Te vas a tirar tres meses sin postear? Eso sería la muerte del blog.
    Por otro lado, si se escribe por escribir y no se habla nunca de nada específico, tan sólo reflexiones e ideas, puede ocurrir que uno sienta que lo que cuenta no le interese mucho a nadie, excepto a uno mismo.
    Otra cosa que tira para atrás es el estilo de escritura; ¿Escribo suficientemente bien?¿Les gustará mi estilo a los lectores? Si os fijáis, he empezado en primera persona, he seguido en segunda, tercera… y así va variando el estilo a lo largo de un post.
    En resumen, que hace falta ser de una pasta especial para escribir un blog y disfrutar con ello. Por cierto, felicidades por el cambio de look, personal y del blog. Ahora sólo falta la cabecera, ¡qué intríngulis!

    • Muy interesante comentario, Roger. “Hace falta ser de una pasta especial para escribir un blog”… Esta frase me ha llamado muchísimo la atención.

      En tu opinión, ¿qué características debe reunir un blogger?

        • Pues en ese caso me parece que serías un blogger estupendo. ¿Por qué no pruebas? Ya hablaremos de ello.

          Desde el otro lado, puedo decirte que es difícil no encontrar tema que abarcar en este formato, pero te doy la razón en que, cuanto más delimitada es la temática, más acotado estará el terreno.

          Por esta razón, es muy importante escoger muy bien la trama argumental y estar predispuest@ a los cambios. Sin ir más lejos, Creciendo entre mochilas nació con la idea de ser exclusivamente un blog de viajes. Un año después se ha transformado en un espacio en que puede compartirse cualquier cosa susceptible de ser compartida en un entorno virtual.

          Gracias por seguir por aquí!! Un abrazo!!

          Ali

  6. ❤ ❤ ❤ Me ha gustado muchísimo! Me he sentido muy identificada en la mayoría de los aspectos, y aunque antes de comenzar, mi mayor miedo era la falta de inspiración, reconozco que cada vez veo más temas sobre los que escribir :).

    Mil gracias por incluirme en tus agradecimientos , es un verdadero honor 🙂 . Espero poder darte prontito un achuchón!!!

    • Hola Belén!!

      Pues menos mal que lograste superar ese miedo!! ¿Qué hubiera sido de nosotr@s sin esos artículos tan estupendos sobre educación emocional? 🙂

      El honor es todo mío por contar con amigas como tú. Te mando un fuerte abrazo hasta que podamos vernos!!

      Ali

  7. Señorita genial reflexión y aprendizaje, como hablas de viajes (en este blog) te recomendaría lo que han aprendido Dani y Jota de Marcando el polo sobre lo bueno y lo malo de viajar con un blog 😀 http://marcandoelpolo.com/lo-bueno-malo-de-viajar-con-blog-de-viajes/

    Personalmente yo he aprendido muchas cosas (buenas y malas). El problema con las malas es que las olvido tan rápido que si no las apuntó se fueron y no volverán 😀

    Así que solamente tengo cosas buenas para contar (al menos hoy).

    Un abrazo y muchas felicidades que sigas aprendiendo un montón 🙂

    • Hola Diana!!

      Muchas gracias por tu comentario y por la recomendación!! He leído el artículo y me ha parecido realmente interesante, además de fresco. No conocía el blog, así que gracias por partida doble! 🙂

      Recuérdame que cuando nos volvamos a ver te regale una libreta!! Me lo anoto para no olvidarme!!

      Un fuerte abrazo también para ti!! Feliz viaje el sábado!!

      Ali

  8. Un post diferente e interesante, así como leer los comentarios sobre el tema.Yo tampoco llevo mucho tiempo en esto, pero creo que nunca pensé que un blog implicara tantas horas, ni aún cuando te lo dicen, te haces una idea hasta que te metes en ello! Quizás para mi esa es la parte negativa, la falta de tiempo para dedicarle todas las horas que uno quisiera, y eso a veces agobia. Entonces, es cuando tienes que recapitular y pensar para quién y el por qué del blog, y ya está…lo más importante es disfrutarlo primeramente uno mismo, yo soy más del slow blogging 😉 En cuánto a lo positivo, creo que ya los has dicho tú,y totalmente de acuerdo.

    Un saludo

    • Hola Gracia!! Bienvenida!!

      Estoy de acuerdo en todas y cada una de tus palabras. Creo que un blog deja de cobrar sentido cuando ya no disfrutas “relacionándote” con él…

      Precisamente por eso en mi caso no me he establecido una frecuencia exacta de publicación, prefiero mil veces escribir cuando siento la necesidad de hacerlo. Y estoy segura de que eso se refleja en los artículos.

      Enhorabuena por saber priorizar y por tener tan claras las ideas! Espero seguir “viéndote” por aquí!

      Saludos desde Barcelona!

      Ali

  9. Ay ay Ali… ¡te como! ^^ Llevaba desde que dejaste caer el enlace por el Facebook de lo más intrigada y con ganas de echarle el guante al post. Qué bien sabes como enamorarnos… 🙂
    A mí con mi blog me pasa todo excepto lo del matrimonio, jajaja. Nunca me han hecho críticas nevativas, pero siempre pienso en ellas cuando escribo e intento anticiparne. Quiera o no, eso condiciona el texto final.

    Más que faltarme la inspiración o las ganas (que a veces también pasa), el caso es que tiendo a la dispersión (ya ves, ahora debería estar escribiendo pero joooo, ¡yo quería leer!). Así que mis mayores esfuerzos van dirigidos a dejar de revolotear como una mariposilla y ponerme a tirar del hilo. El miedo a decepionar a los demás lo siento menos que ese otro de decepcionarme a mí misma y tener que asumir que no sirvo para esto.

    Pero todo lo bueno está ahí y, como bien dices, compensa. Recibir un comentario que te llena, una repentina explosión dr visitas y comparticiones, ese post que han leído cuatro gatos pero que a ti sencillamente te encanta, un nuevo seguidor… si todo eso te pone los pelillos de punta, sabes que todo tiene sentido.

    Un día de estos dejaré de publicar una vez al mes y me pondré seria, ya verás, jajaja.

    Muchas gracias, Ali. Esto que has hecho tú hoy conmigo y con esos grandes que has puesto a mi lado es parte de esa lista de lo maravilloso. Un abrazo enorme!

    • Hola guapísima!!

      Me cuesta mucho creer que pudieras recibir críticas negativas con alguno de tus artículos, aunque, como dices, anticiparse es un acto muy prudente que yo también me aplico, así que… Te entiendo a la perfección.

      El tan sólo planteamiento de que no vales para esto ya te lo puedes ir quitando de la cabeza. No conozco a nadie, y repito, a nadie, que inspire y sea más capaz que tú transmitir pura emoción con cada una de sus palabras. Y eso me encanta de ti!!

      Espero expectante el día que decidas aumentar tu ritmo de publicación, y apuesto a que habrá muchas más personas esperando que llegue ese momento. No tengo la menor duda.

      Gracias a ti por cómo eres, por pasarte a saludar y por dedicarme siempre tan bonitas palabras. Espero que llegue pronto el momento de poder compartir un café (por lo menos!) contigo.

      Hasta entonces, te mando el mayor de mis abrazos.

      Ali

  10. Me ha encantado tu post.
    Yo he trabajado como periodista durante muchos años y creo que nunca me he sentido más orgullosa y con más ganas de escribir que desde que abrí el blog, hace aproximadamente 9 meses. El intentar saber qué es lo que pide el lector, porqué unos post interesan y otros no, y, sobre todo, escribir cuando te lo pida el cuerpo. Es una gran experiencia y espero sentirme tan orgullosa de mi pequeña creación dentro de unos años.
    ¡Un saludo y gracias por este post!

    • Hola Rebeca!! Bienvenida!!

      Muchas gracias por tu comentario!! Qué curioso, verdad? Lo digo por el hecho de que llevaras mucho tiempo trabajando como periodista y por no haber disfrutado escribiendo nunca tanto como ahora con tu blog.

      Creo saber por qué puede deberse esto. Es posible que, durante tus horas laborales, escribieses supeditada a unas pautas, a unas órdenes de arriba y a un código estilístico que te limitaban quizá demasiado. Es muy probable que ahora con tu blog estés dando rienda suelta a lo que realmente quieres comunicar y cómo deseas hacerlo. ¿Me equivoco?

      ¿Dónde puedo leerte? Me gustaría mucho echar un vistazo! 🙂

      Un abrazo para ti!

      Ali

  11. […] sabes que además de publicar fotos en lugares paradisiacos me gusta mostrarte la otra cara de la moneda de ser blogger, y sin duda aprender a vender es uno de los aspectos menos cool. Por eso, en este post quiero […]

  12. Holas!
    Es cierto, no se suele encontrar alguna publicación que contenga lo no muy bueno de tener un blog. Una vez abrí uno, pero sinceramente no le dediqué el tiempo para que crezca y otra vez la idea está rondando mi cabeza.

    Mi gustaría publicar acerca de crecimiento personal, cómo ser mejor persona, cosas relacionadas con mis experiencias personales y también de mis viajes. Me encanta viajar, y planear mis viajes.

    Tengo muchas creencias limitantes que justamente tú las mencionas en este artículo tales como, ¿y si no les gusta lo que publico?, ¿si nadie me lee o comentar? ¿si me empiezan a criticar? entre otras.

    Espero vencerlas y saber a ciencia cierta que tener un blog es lo quiero iniciar.
    Un fuerte abrazo y saludo desde Lima, Perú.

    • Hola Juan!

      Gracias por tu comentario! Qué te puedo decir al respecto… Como he comentado en este post, tener un blog aporta también aspectos muy positivos a quien lo defiende, pero, a su vez, es muy importante tener las ideas claras antes de desarrollarlo.

      Con eso no quiero decir que un blog no pueda evolucionar (de hecho, no estoy de acuerdo en absoluto con esta creencia), sólo que es importante conocer a lo que uno se expone cuando decide poner en marcha un espacio de este tipo.

      Sea como sea, en mi opinión, el mero hecho de querer compartir una parte de ti a través de un espacio como éste ya tiene mucho mérito y, al final, recibir críticas negativas o no obtener comentarios en un artículo concreto se vuelve algo superfluo y secundario.

      En mi caso, te puedo contar que gracias a este blog he conseguido conocerme y entenderme mejor, gracias a la reflexión personal que conlleva analizar o escribir sobre según qué temas.

      Si puedo echarte una mano en algo, no dudes en contactar conmigo. Intentaré ayudarte en lo que pueda.

      Y… sólo un comentario: tú mismo reconoces que ciertas creencias respecto a este tema son limitantes… No permitas que te frenen! Si la idea te ha vuelto a rondar por la cabeza será por algo, ¿no? Además, ahora cuentas con la experiencia del primero, por lo que puedes mejorar en el segundo aquello que no acabó de funcionar en el primer intento.

      Un fuerte abrazo también para ti desde Sabadell, una ciudad muy cercana a Barcelona!

      Ali

  13. Hola a tod@s!

    Os adjunto aquí el enlace al grupo que he creado en Facebook orientado a bloggers ya iniciad@s y a aquellas personas que estén pensando en crear su propia página y aún no se han atrevido a dar el paso: Blogueando se entiende la gente.

    https://www.facebook.com/groups/264497803760034/

    El objetivo es facilitar un espacio cercano en que poder interactuar, compartir ideas, opiniones, sugerencias y material de utilidad que nos permita aprender, desarrollarnos y mejorar la calidad de nuestras webs.

    ¡A ver si os animáis! Un abrazo!

    Ali

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s