¿SÓLO AMIGOS? TODO LO QUE NO TE HAN CONTADO SOBRE ESTAS DOS PALABRAS

¿Qué tendrán los amores de instituto? ;)

“¿Amigos?”. ¿Cuántas veces os han plantado esa pregunta delante de las narices y no os ha quedado otra que responder “amigos”? Yo he tenido que soltar la pregunta y admitir la respuesta, ambas, y, en cualquiera de los casos, no es agradable.

Después de diversas experiencias, muchas veces he reflexionado acerca de si es posible traspasar la “barrera” de la amistad con alguien de tu entorno más cercano. No voy a decir con alguien del sexo opuesto porque no quiero ignorar cualquier tipo de orientación sexual. Y la verdad es que, al final, he llegado a la conclusión de que toda relación de pareja comienza con una amistad y es fácil sentirse atraído o atraída por alguien con quien compartes momentos significativos de tu vida.

Según dicen, el roce hace el cariño… Pero… ¿dónde están los límites de ese cariño? ¿Cómo evitar malinterpretar una mirada cómplice, la magia de una amistad sincera o un abrazo “demasiado” prolongado? En este sentido, la única conclusión a la que he podido llegar es que hay que comunicarse. Sí, de tú a tú, mirando a los ojos a esa persona (cuando es posible), hablando con sinceridad e intentando evitar montarse películas en la cabeza.

Dicho esto, este tema me parecía un debate muy interesante y que, con toda probabilidad, cada una de las personas que estáis ahí leyendo estas palabras tenéis algo que decir al respecto o alguna experiencia a compartir. Por ese motivo, decidí desarrollar un artículo sobre ello en este blog. Pero… Desde el primer momento tuve claro quién era la persona perfecta para ello: Pau.

Nuestro invitado de hoy: Pau Navarro

Nuestro invitado de hoy se llama Pau Navarro y es el autor del blog Habilidad Social. Según se describe él mismo, es “profesional de marketing por decisión propia, formador en habilidades sociales por vocación, licenciado en biotecnología por casualidad, y conferenciante y blogger por pasión”.

A parte de eso, Pau es un chico increíblemente carismático y una de esas personas que imponen con su presencia, a parte de derrochar autoconfianza a raudales.

Y por esos y otros motivos que os invito a descubrir a través de su blog, le invité a hablar del tema que he introducido al inicio para vosotr@s, por si a alguien le pudiera ayudar o interesar el tema… Así que… ¡Os dejo con Pau!

Cuando Alicia me pidió que escribiera sobre si un hombre y una mujer pueden ser sólo amigos, la respuesta que inmediatamente me vino a la cabeza fue “no”. Sin embargo, después de meditarlo un rato y de agradecerle que me diera la oportunidad de participar de este debate en su maravilloso blog, me di cuenta de que en realidad no tengo ni idea. Estaba hablando por mí, pero la verdad es que no sé la respuesta. Cada situación es distinta y en la mayoría de ocasiones tan sólo resulta posible hablar desde nuestra experiencia personal.

En este caso respondí tan rápido porque en mi adolescencia viví una etapa muy intensa que me marcó profundamente. Durante mucho tiempo estuve secretamente enamorado de mi mejor amiga. Por aquél entonces ella, una chica rubia, de cara angelical y dueña de los labios más sugerentes que yo haya visto jamás, salía con un chico mayor y bastante popular en el instituto. A su madre sin embargo esa relación no le gustaba demasiado (el tipo era un poco mala pieza) y a menudo repetía que en realidad yo era el novio ideal para su hija.

Pero eso nunca ocurrió. Creo que es una historia que muchos chicos hemos vivido con cierta frustración en nuestra juventud. Enamorarnos de nuestra mejor amiga y que ella se enamore del malote de la película.

Como no me gusta que la gente defienda sus vivencias o conocimientos como si fueran verdades universales, tras la pregunta de Alicia decidí documentarme más a fondo sobre la amistad entre hombres y mujeres utilizando uno de los recursos capaces de ofrecer más imparcialidad frente este tipo de dudas existenciales: los estudios científicos. Cuando se trata de temas tan emocionales como éste, la ciencia es capaz de apartar la capa más subjetiva y emotiva del asunto para ponerte delante de los morros la cruda realidad. Y eso me gusta.

Las conclusiones a las que llegué fueron bastante clarificadoras. Si las expusiera todas seguramente saldría un post demasiado largo, así que me reservo el derecho de publicar una revisión mucho más científica, extensa y aburrida en mi blog Habilidad Social. Pero te voy a ahorrar eso y por ahora vamos a ir directamente a las conclusiones más significativas.

AMISTAD Y ATRACCIÓN SE PARECEN MÁS DE LO QUE CREES

La mayoría de estudios que se han realizado sobre el tema han demostrado que tanto hombres como mujeres suelen sentir cierta atracción por sus amistades del sexo contrario. Y si lo piensas bien te darás cuenta de que es algo totalmente lógico.

Elegimos nuestros amigos porque nos gustan. Porque tenemos intereses, experiencias o gustos en común. Y una de las leyes fundamentales de la atracción dice que cuanto más te pareces a una persona, más atraído te sientes por ella.

Por este motivo lo realmente extraño sería que no te sintieras mínimamente atraído/a por tus amistades del otro género. Cuando compartes confidencias, proyectos y emociones con alguien que te gusta como persona, lo más normal es que termine despertando en ti algún tipo de atracción, por muy pequeña que sea. De lo contrario deberías revisar qué tipo de amistades tienes.

Asúmelo: existen bastantes posibilidades de que termines sintiendo algo por ese amigo o amiga tuyo tan íntimo, y no debería sorprenderte.

PARA LOS HOMBRES ES MÁS DIFÍCIL SER SÓLO AMIGOS

Llegados a este punto es cuando decidí profundizar y ver si existen diferencias entre lo que hombres y mujeres esperan de sus relaciones de amistad con el sexo contrario. Los resultados confirmaron mis sospechas.

Una investigación del año 2012 realizada mediante una serie de encuestas concluyó que es mucho más probable que un hombre se sienta intensamente atraído por su amiga que al revés.

Y no sólo eso. Parece ser que a los hombres también nos gusta creer que nuestras amigas están coladas por nosotros. En ese mismo estudio se comprobó que habitualmente ellos se creen más atractivos para sus amigas de lo que en realidad son, y además resulta que las mujeres no suelen ser conscientes de esta falsa idea por parte de los hombres.

Por este motivo, si eres un chico y piensas que tu amiga está loquita por ti, quizás estés sobreestimando tu capacidad de seducción. Mejor no saques conclusiones precipitadas por mucho que ella te mire con la mejor de sus sonrisas.

Sonrisas malinterpretables... Escapa de ellas!

Pero la guinda del pastel la encontré en otro revelador estudio realizado en más de 150 hombres y mujeres. En él, los hombres confesaron que la atracción sexual solía ser su primer motivo para empezar una relación.

Para las chicas que estáis leyendo esto: parece ser que cuando un hombre invierte en vuestra amistad probablemente lo que espera es que no terminéis siendo “sólo amigos”. Aunque pueda sonar mal, la amistad es el peaje que acepta pagar para terminar consiguiendo salir con vosotras. ¿Perverso? No, sólo somos hombres.

QUÉ HACER PARA NO COLARTE POR TU AMIGO/A

La realidad es que, independientemente de si se trata de hombres o mujeres, cuando la voluntad de que una amistad pase a un terreno más romántico no es correspondida por la otra persona, puede surgir un conflicto. Ellas pueden sentirse usadas y en cierta parte engañadas, y ellos pueden experimentar agobio y confusión.

Si tienes una bonita amistad y quieres evitar que en un momento dado tus sentimientos puedan llegar a interferir, quizás te interese saber cómo dejar de ver la parte más sexual o atractiva de la otra persona, ¿cierto?

Pues la respuesta es que no puedes.

La atracción no es algo que se pueda controlar. Supongo que ya lo sabes pero no está de más recordarlo. Lo que sí que puedes decidir es como actúas frente ella.

¿Acaso tú eres capaz de decidir si te gustan o dejan de gustar los helados de chocolate y limón (mis favoritos, por cierto)? ¿Verdad que no? Sin embargo, lo que puedes controlar es si te compras uno cuando pasas por delante de una heladería. Pues con las personas del sexo contrario ocurre lo mismo.

No te agobies pensando en si te estás enamorando o no de tu amigo/a (ya te he explicado que es probable que termine ocurriendo, más en el caso de los hombres). Si tiene que ocurrir va a ocurrir. Pero para no llevarte disgustos o poner en riesgo amistades, lo ideal es que leas la siguiente sección.

QUÉ HACER SI TIENES UNA AMISTAD Y EMPIEZAS A SENTIRTE ATRAÍDO/A POR ELLA

Cuando alguien empieza a sentirse intensamente atraído por la persona con la que mantiene una amistad debe hacer frente a un dilema: si esconde sus sentimientos puede terminar frustrándose y deprimiéndose, pero si abre su corazón quizás signifique el fin de la relación. La buena noticia es que aún cuando es perfectamente normal que hombres y mujeres sientan cierto deseo por la otra persona, eso no significa que no puedan seguir siendo amigos.

Especialmente los hombres deberían darse cuenta que experimentar deseo sexual por una amiga es algo natural, y aceptarlo. Pero lo que realmente va a marcar el futuro de la relación es su reacción frente esa situación.

Imagínate que tienes una preciosa amistad con una persona. Compartís risas, penas, sueños, viajes, pasiones y confidencias. Está allí cuando la necesitas y sois capaces de entenderos tan sólo con una mirada.

Poco a poco te vas sintiendo atraído por ella. Cada vez más, hasta el punto en que crees estar completamente enamorad@. Si estuvieras seguro de que tu amor no es correspondido, ¿qué preferirías? ¿Seguir manteniendo la amistad o perderla?

Si tu respuesta es seguir manteniendo viva la amistad, entonces es que has decidido anteponer el bien de la relación común a tu frustración personal. Y debes ser consecuente con ello.

En primer lugar deberías confesarle tus sentimientos. Es importante que seas honesto/a contigo, con la otra persona, y con vuestra relación, y que le digas lo que sientes. Y además con detalle.

Explícale por qué te gusta porque probablemente así no le suponga una sorpresa tan grande (si es una chica probablemente no se lo imagine y si es un hombre quizás lo esté esperando). Incluso es posible que pueda llegar a entender tus motivos, pero sobretodo no insistas en preguntar qué siente ella. Eso sólo la pondría en un compromiso incómodo que podría dañar vuestra relación de amistad a corto plazo.

La clave para conservar la relación es que, cuando le estés confesando tus sentimientos, le dejes claro que si no te corresponde vas a intentar reprimir tus emociones por el bien de la relación, porque crees que os aporta más de lo que os quita. El secreto para no comprometer la amistad es ser valiente y que la otra persona tenga claro que no vas a intentar forzar la situación hacia el terreno romántico.

También debes evitar parecer una persona obsesa. Déjale claro, por si podían quedar dudas, que eso no significa que sólo te guste ella, sino que por supuesto también te sientes atraído por otras personas.

Quizás este tipo de consejos no son los que realmente esperabas recibir. De hecho, te he explicado una estrategia para intentar conservar la relación de amistad, y no una forma de convertir una relación de amistad en una relación sentimental, ¿cierto? La gracia del asunto está en que la misma manera de salvar vuestra amistad es la que te hará parecer una persona más atractiva ante sus ojos. ¡Y quién sabe lo que puede ocurrir entonces!

QUÉ HACER SI UNA AMISTAD TE CONFIESA SUS SENTIMIENTOS

En caso de que seas la parte receptora y la otra persona confiese su atracción por ti, intenta aceptar el hecho de que tu amigo/a se siente atraído por ti como algo natural. Pero no seas cobarde.

No acudas a esa persona sólo en busca de consuelo o de sexo ocasional. Estarás jugando con sus sentimientos y eso tan sólo puede acabar de la peor manera posible. Reconoce que ella ha sido muy valiente al exponerse y no intentes aprovecharte. Sólo así podrás ser capaz de mantener una amistad que perdure durante los años.

En cualquier caso, la situación no es fácil y es probable que la parte que se siente atraída albergue la secreta esperanza de terminar siendo correspondida. Pero la vida da muchas vueltas 😉 .

Lo que me he encontrado al investigar el tema confirma mis temores: es muy difícil no acabar sintiendo algo más por una amistad. E incluso en mi caso me parece imposible, porque si decido pasar más tiempo con una persona del sexo contrario y hacerla partícipe de mi vida es porque seguramente ya hay muchas cosas de ella que me gustan, y probablemente esos mismos atributos son los que desearía para mi pareja sentimental. Me parecería muy raro desear que mis amigos fueran de una forma y mi novia de otra totalmente distinta.

Por cierto, mi amiga terminó casándose y teniendo hijos con ese chico del instituto, aunque recientemente he sabido por otras fuentes que acaban de divorciarse. En cualquier caso, le deseo toda la felicidad del mundo. Mi infancia no habría sido la misma sin ella.

¡Muchísimas gracias Pau por un análisis del tema tan interesante!

¿Y tú, qué tienes que decir al respecto? ¿Te has sentido identificado/a con la historia de Pau? ¿Crees que es posible mantener sólo la amistad? Te esperamos en los comentarios!

Anuncios

18 comentarios en “¿SÓLO AMIGOS? TODO LO QUE NO TE HAN CONTADO SOBRE ESTAS DOS PALABRAS

  1. A ver…
    Amistad… Tengo muchas amigas si, pero una mujer a la que amo que me pida amistad… Es autodestructivo.
    Una pareja que te abandona y te pide amistad también lo es, es su manera de no perderte o irte perdiendo paulatinamente como esa persona quiera. Mis amigos lo son todo si no fuera x ellos y por mi familia no se ni quien sería ni donde estaría.
    Pero hay amistades egoistas, en el momento que una mujer te dice quiero ser tu amigo hay 2 opciones que sea una amistad con fundamento, o que sea lo que yo en mis carnes viví abandono, dolor, cachondeo, arrastrarme para que una alama mezquina me diga solo quiero amistad, así hago lo que me da con quien me da y cuando me da la gana.
    amigos son esas personas que estan a tu lado, y una persona que te abandona y te pide amistad no es mas que una forma de tenerte cuando esa persona quiere o de picarte paulatinamente hasta que tenga algo mejor.
    a lo que quiero llegar, amistad sincera sí, amistad de telenovela para las telenovelas.

    • Hola Fran,

      Lo bueno de las amistades es, como bien ha comentado Pau, que las escogemos nosotros, por lo que si alguna relación no está a la altura de tus expectativas o no suma a tu vida, eres libre para compartir tu vida con otras personas que se acerquen más a tu concepto de la amistad.

      Así que… Ya sabes! Muchas gracias por tu comentario, Fran!

      Un besote!

      Ali

    • Muchas gracias, Merche!

      Pau es una persona muy capaz de ofrecer enfoques distintos hasta las aparentes insignificancias que a veces parecen muy obvias, aunque no siempre resultan serlo.

      Me alegra mucho que te haya servido, seguro que el blog de Pau te aportará mucho.

      Un abrazo enorme!

  2. Hola, he encontrado este artículo por casualidad y me ha parecido muy interesante el punto de vista como todo lo que hay en la web. No sabía que se había investigado sobre las relaciones entre amigos aun que me imaginaba que para los hombres es muy difícil ser solo amigos, por lo menos a mí me ha pasado varias veces. Lo escondí y creo que fue un error porque me ponía celoso y me enfadaba con ella, ahora creo que lo que debería haber hecho es ser más valiente y confesarlo. Felicidades por la web.

    • Hola Javi!! Bienvenido!!

      Muchas gracias por tu comentario!! Yo tampoco era conocedora de algunos de los datos aportados por Pau en este post, así que ya somos dos sorprendidos!! 🙂

      Pau publicará próximamente un artículo en su blog, Habilidad Social, ampliando el tema tratado en este artículo, así que te animo a estar pendiente si el tema te interesa…

      Muchas gracias por tus palabras respecto al blog. Espero encontrarte más a menudo por aquí de ahora en adelante!! 🙂

      Un abrazo!

      Ali

  3. Hola Ali,
    Me ha gustado este tema, porque siempre antepongo la amistad sobre cualquier relación sentimental. Creo que sin amistad, la relación es sólo una aventura sexual, y no lo digo en tono peyorativo. Es válido también.
    Pero considero la amistad básica. Creo que se puede ser amigos ante todo. El siguiente paso, si llega, el de la relación de pareja, es fácil detectarlo en uno mismo. Pero, ¿cómo lo detectamos en el otro/otra? Para la mi, la clave está en la mirada. Nuestras palabras pueden mentir; nuestros gestos, también, pero nuestras miradas, si son profundas y mantenidas, no mienten, Ellas establecen una comunicación de alma a alma, de esencia a esencia ( por favor, no lo tomes como un término religioso) y allí sobran las palabras, realmente están de más.
    Un abrazo

    • Hola Pipo!!!

      Uuaaauuu… Me ha encantado tu comentario!! No podría coincidir más contigo…

      Una mirada llega y expresa lo que a veces puede resultar imposible describir con palabras. Como dices, la mirada no engaña y es capaz de acariciar el alma y el corazón hasta límites insospechados.

      Un fuerte abrazo!!

      Ali

      • Becquer, que era un señor que sabía trasmitir muy bien estas cosas, lo describía así:

        Por una mirada, un mundo;
        por una sonrisa, un cielo;
        por un beso… yo no sé
        qué te diera por un beso.

        Y es que para mi, la mirada tiene un no sé qué. Pero la sonrisa cómplice tiene un nosequemás. Va más allá. Es un “hablamos de lo mismo” y además es un “hablamos de lo mismo, sin tener que hablarlo”. Cuando estas miradas y sonrisas se convierten en frecuentes y la multitud desaparece ante esas miradas… Amigo mío… ^^

        Yo lo tengo claro porque soy una persona que disfruta de la atracción y de esa fase REM que produce. Yo lo llamo fase REM, porque es un periodo de abstracción profunda del mundo, estás como dormido. Como en otro lugar. Todo cambia, incluso nuestras percepciones.

        Yo creo que la amistad y la atracción van de la mano y, aunque se pueden controlar como bien dice el artículo, es eso, control. No desaparece, no puedes hacer nada. Está ahí la atracción y si no sabes vivir con ella lo pasarás mal. Por eso lo mejor es aceptarlo y simplemente convivir con eso y disfrutarlo. Que se disfruta, ¿eh?

        ¿Yo por una mirada de esas? ¡Un mundo!

        Un saludo, Ali. Un placer descubrir tu blog. Pronto os sorprenderé con algo yo 😉

        • Hola Samuel!

          Bienvenido por aquí! Podría decirte ahora mismo que tu comentario ha sido el que más me ha impactado de todos los que he recibido en mi blog hasta el día de hoy. Has removido mucho, sin tú saberlo.

          Por citar a uno de mis escritores preferidos, y que también lo era de una de las mejores amigas que he tenido y tendré nunca. Y por hacer referencia precisamente a ese poema becqueriano.

          Y porque, como dices, hay miradas capaces de paralizar el mundo, las agujas del reloj y todo lo que asoma a su paso.

          Puedo decir que conozco bien esas miradas porque sólo las comparto con una persona. Y cuando se producen, es más fuerte que la corriente eléctrica.

          Gracias por tu comentario (ya te digo, aplastante…) y por dejarte caer por aquí. Espero impaciente esa sorpresa por tu parte… 🙂

          Un fuerte abrazo, Samuel.

          Ali

  4. Mi experiencia es positiva al respecto. Mi mejor amigo es mi primer amor.

    Siempre tuve y tengo buena relación con mis amigos, incluso aquellos que he amado o me han amado. No es algo sencillo, pero soy de amar con libertad, por lo que creo que me ha ido bien en este aspecto y espero siga así.

    Genial artículo. Un abrazo guapos 🙂

    • Muchas gracias, Diana!!

      Qué bonito me parece tu concepto del amor… Y qué bonito es el amor libre, sin presiones y cuando nace del corazón…

      Es estupendo poder compartir una amistad con quienes te han amado o con quienes has amado… Al menos a mí también me lo parece porque sería una lástima perder todo vínculo cuando has compartido o sentido hacia alguien un sentimiento o algo especial. ¿No?

      Un fuerte abrazo también para ti!!

      Ali

  5. lol husmeando articulos tras articulo (alguos muy buenos por cierto), me ha sorprendido que se hable de este tema. El tema es delicado y dificil pero no imposible.

    A mi me paso que me declare por telefono (es una larga historia) a quien creia que era mi mejor amiga (demasiado valiente fui solo para quitarme presion y tratar de salvar la amistad), con su correspondiente no correspondencia de sentimientos, recuerdo que pedi por telefono para no coincidir (nos veiamos mucho en la Uni) mucho con el marron reciente que hubo, con ella porque estaba muy seguro de que a pesar de las buenas palabras por parte de ella (anque detecte mucho miedo lo cual me preocupo en su dia), estaba incomoda, que nos distanciaramos durante un tiempo explicandole los motivos (salvar la amistad, dejar de que se enfrie el “bochorno”) y al cabo de 9 meses me encontre a ella muy fria, con gestos de desprecio….aquello me dolio no esperaba semejante trato.

    Las consecuencias fueron las de no decir la verdad (no senti que me valorara haber dicho la verdad) como hacen los rusos (en plan “porque no has dicho esto? No me has preguntado nada de eso”), no miento pero tampoco digo la verdad. Lo curioso es que no me volvio a pasar (quizas por que no me permito volver a perder una amiga) una cosa asi. Tuve varias novias pero fuera del circulo de amigos. Pasan los años y justamente mi mejor amiga se me declara, por un momento no me acorde lo que me hizo la ex-amiga años atras y me senti tentado de hacerle lo mismo que me hizo a mi .

    No se si es porque soy demasiado bondadoso o que, pero lo cierto es que decidi dejar ir ese dolor atras, haciendo justamente todo lo contrario a lo que me hizo esa chica (que por cierto un conocido la vioe esa epoca y dijo que estaba igual de inmadura, lastima), deje que hablara no sin la tension desagradable de tener que decirle que no con cuidado. Decidimos distanciarnos con condiciones por mi parte. y hoy seguimos siendo amigos, nos vemos menos, se caso tuvo una preciosa hija con un guiri y se separo. Me alegro de no ser como ella, de no usar mi rabia contra los demas y de haber dado un paso adelante en mi resolucion personal pendiente. Ese dia decidi no quedarme con la rabia idependientemente del resultado d esa declaracion de amor de mi mejor amiga.

    Dificil? si, mucho, pero si ambos se ponen limiten y estan dispuestos a respetarse puede funcionar.
    Un saludo Alicia

  6. Hola,

    Gracias por tu comentario. No me extraña que te haya sorprendido encontrar este post en un blog como este, corresponde a la anterior etapa de Creciendo entre Mochilas (actualmente no abordaría esta temática aquí).

    Creo que todo lo que nos sucede tiene como fin enseñarnos algo, aunque no siempre somos capaces de identificar el mensaje que se esconde entre líneas.

    Espero que actualmente tus relaciones se correspondan a tus deseos y necesidades. Como dices, se puede disfrutar de una bonita amistad desde el respeto, y espero de corazón que sea tu caso.

    Un saludo!

    Ali

  7. A mi me pasó algo raro. Quedé con un amigo 12 años mayor que yo, solo con la intención de ponernos al día y charlar. Después de unas cuantas cervezas me sacó el tema del amor, de las relaciones, el aún estaba superando una ruptura que le dejó hecho una mierda. Me preguntó si estaba con alguien o si me gustaba alguien y yo le contesté con naturalidad que en aquel momento no. No me dí cuenta en aquel momento de lo que estaba intentando.
    Me pidió un beso, y yo le besé pero en aquel momento me pareció raro y le dije que solo lo quería como amigo. Estuve toda la semana rayada por lo ocurrido y por la diferencia de edad, no podía dormir ni comer y hasta cogí un herpes en la espalda por los nervios. Hasta que hablé con una amiga que me hizo ver que la diferencia de edad no era tan importante así que decidí volver a quedar con el. Aquel día nos besamos como si no hubiera mañana y yo perdí los sentidos aunque antes de besarnos me dejó claro que solo era atracción y no podía haber nada más. Me pidió que subiera a su casa y yo le dije que no, porque sabiendo que no podía ir más allá no tenía sentido.
    A la mañana siguiente me dijo que la próxima vez debía ser sin besos y sin orujos. Ya hace tres meses, siempre soy yo quien le dice de quedar y me ha dejado claro que no puede pasar nada más porque teme perder la amistad ya que sabe que el amor no dura para siempre. Yo le dije que no quería perderlo, y aunque mis amigas dicen que si siento algo por el debería dejar de verlo, siento que si no lo veo, aun sabiendo que no va a pasar nada, voy a sufrir más. Por alguna razón no puedo creer del todo que no pueda haber nada más.

    • Hola Noemí,

      Gracias por compartir tu historia. Estoy de acuerdo con tu amiga, no creo que la edad sea tan importante si te sientes a gusto con una persona y puedes compartir la relación que esperas o necesitas.

      Leyendo tus palabras da la sensación de que tu amigo tiene bastante claro lo que quiere y que ahora te toca a ti valorar si lo que compartís es suficiente para ti o si se ajusta a lo que tú esperas de una persona en este momento.

      A veces, y te lo digo por experiencia propia, idealizamos a las personas y nos convencemos en que son las únicas que pueden ofrecernos la chispa de ese “algo más”, pero la realidad es que, mientras seguimos dedicando nuestro tiempo y energía a relaciones que no nos acaban de llenar, estamos perdiendo la oportunidad de estar mucho mejor, ya sea solas o con alguien con quien podamos tener una mayor afinidad.

      Espero que todo fluya de la mejor manera para ti y que tengas una feliz salida y entrada de año!

      Un abrazo desde Barcelona!

      Ali

      • Muchas gracias Ali! Vamos a ver lo que pasa, no voy a basar mi vida solo en el, eso lo tengo claro aunque no me lo pueda sacar de la cabeza. A ver con qué nos sorprende 2017!

  8. Buenas!
    Sé que es complicado y sería muchísima casualidad que de la persona que voy a hablar a continuación entrara en esta página y leyera mi comentario. Aun así me ahorraré el detalle de poner nombre alguno sea verdadero o falso, aunque ella sabría de sobra quién escribió este comentario sin necesidad de un nombre. Mi caso es de chico conoce a chica en el trabajo y tras un año de amistad se enamora de ella poco a poco después pues de eso, de una gran amistad. Ella llevaba un tiempo trabajando en la empresa pero por turnos no habíamos coincidido, sí…alguna vez la vi fugazmente hasta que coincidimos en algún turno y ella me pasaba avisos por teléfono, ahí empezó la chispa… pero la de una auténtica conexión entre compañeros de trabajo la cual fue creciendo rápidamente y se convirtió en amistad fuera de este (hacíamos lo imposible para almorzar juntos, la colmaba de caprichitos dulces ya que ella no puede abandonar sino para comer su puesto de trabajo, nos motivábamos el uno al otro, nos contábamos todo, la llevaba a casa o al trabajo hasta que tuvo coche y empezamos a turnarnos, nos alegrábamos de coincidir en los turnos, nos hacíamos bromas cuando me llamaba para los avisos, quedábamos fuera del trabajo para cualquier cosa con cualquier excusa, nos hablabamos por whatsapp a diario, nos dábamos todos los días los buenos días y buenas noches… lo deje de hacer por respeto a su pareja cuando empezó a irle mucho mejor con él, aunque a veces lo seguimos haciendo) rápidamente se convirtió en mi persona favorita como bien ella sabe, esa persona con la que puedo quedar sin necesidad de pensar si me apetece o como ella también sabe, esa persona a la que querría a mi lado en un mundo posapocalítico dónde solo existiéramos nosotros. Decir que físicamente no me parecía al principio excesivamente atractiva (ahora es quién me atrae más con diferencia) y que tenía ciertos aspectos de su personalidad que no compartía ni me atraían para nada, entre ellos su mentalidad tradicional de que el hombre debe ser el cabeza de familia gane más que la mujer y cuide de esta, (lo que no quita que sea una verdadera trabajadora sería y muy aplicada a pesar de contar con pocos estudios como yo, con la diferencia de que ella habla 4 idiomas). Tampoco me convencía algo que se aprende con el tiempo, el hecho de que si no es el prototipo de chico que le gusta no cree que pueda enamorarse de alguien, como si el amor fuera programado en nuestro corazón según lo que creemos o buscamos (añadir que yo no soy feo, pero no soy su tipo entre otras cosas por la diferencia de edad y mi estatura, soy más bajo que ella, pero como he dicho sé que con el tiempo si hay conexión todo es posible y como se nombra en el artículo de Pau, el roce hace el cariño, ya me ha pasado). Por ese entonces estaba empezando una relación con un buen chico con el que no le iba muy bien y pensaba que finalmente lo dejaría que estaba buscando el momento adecuado para hacerlo, (después de escuchar cual eran sus problemas con él le recomendé que se lo dijera tal cual me lo había contado a mi, a este chico y gracias a ello hoy siguen juntos, el chico se puso las pilas y hoy están muy enamorados y conviviendo juntos). Cuando sucedió ese hecho, a mi ella me empezaba a gustar pero como bien digo, tenía cosas que no me convencían como para salir con ella, pero me encantaba su compañía y fácilmente podíamos estar horas y horas juntos sin aburrirnos del otro. Hoy no me arrepiento del consejo que le di que la llevó a los brazos de otro, menos sabiendo lo mal que le había ido en el amor y lo feliz que es ahora (cuando una mujer está felizmente enamorada es aún mas hermosa), y bueno ya era tarde para controlar mi corazón y mis sentimientos hacía ella, los cuales no le he confesado nunca directamente, pero sí le he dicho muchísimas cosas obvias, como que es una mujer de la que es imposible no enamorarse, que está llena de virtudes y defectos que la hacen especialmente interesante y adorable, que se ha ido convirtiendo en una mujer muy atractiva, que ese atractivo yo empecé a verlo desde dentro hacia fuera y que no me hubiera importado salir con ella si hubiera terminado con su pareja aquel día aunque esto último le dije que no estaba muy seguro, porque la quiero para siempre en mi vida y no sé si como pareja o simplemente si hubiera pasado algo casual entre nosotros hibiera estropeado nuestra relación y es algo que no quiero que suceda (ella coincide en que no quiere perderme y que nos enfademos algún día), mi vida desde que la conozco es más interesante a pesar de saber que no puedo estar con ella como pareja sin ella mi vida sería muy gris. De hecho ahora en breve me marcho al extranjero a vivir, y me duele separarme de ella, es lo que más me duele… ella dice que en dos años irá a donde yo con su novio… pero la vida da muchas vueltas y no sé como terminarán sus planes sobre eso, yo espero algún día enamorarme de otra mujer, pero no sé porqué no quiero que sea como ella, me gusta que sea única. Sé que le importo, se que como amigo nos queremos y nos lo hemos dicho, pero cuando ella me pide (como yo le pido a ella), que nos lo contemos todo, yo le respondo que en cuanto a ella se refiere, no puedo decirle todo… no puedo decirle que la amo… no puedo estropear ni nuestra amistad ni su felicidad ni sé si yo sería capaz de enamorarla y estar a la altura como novio como lo hago como amigo… el mundo y la vida es más intensa con ella y solo quiero no perderla jamás… sea como sea que esté en mi vida… y si no lo logro, lo cual espero no ocurra, ella ya es especial y siempre lo será… no por que lo diga yo o por lo que siento, sino por ella misma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s