TÚ TAMPOCO ERES LA OSTIA (POR MUCHO QUE TE ACERQUES)

En uno de esos lugares en que me siento yo: Blanes
En uno de esos lugares en que me siento yo: Blanes

¿Tú también eres de esas personas que se aplican el “yo me lo guiso, yo me lo como”? ¿También has pensado alguna vez “¿para qué voy a contárselo? Ya tiene bastante con lo suyo…”… ¿Sí? ¿Te suena de algo todo esto? Pues entonces no te vayas, que este post es para ti.

Durante los últimos días me he percatado de la cantidad de amistades que tengo a mi alrededor que no comparten lo que sienten o sus preocupaciones con sus personas de confianza porque tienen la certeza de que explicándoles sus cosas les van a molestar. Están completamente convencidas de que a nadie le va a interesar su historia y eso les ha llevado a la determinación de guardar para sus adentros la situación que están atravesando.

· NADIE ES AUTOSUFICIENTE

Pues eso. Nadie es nadie, incluido o incluida tú. ¿Qué piensas? ¿Que vas a ser capaz sin ayuda alguna de solucionar tus problemas? Pues bueno, quizá sí lo consigas, pero es que resulta que no eres Superman ni Superwoman, y, si lo eres, leche, avisa, que tengo un par de primas pequeñas a las que les encantará conocerte.

Bromas a parte… Sé por experiencia propia lo que es atravesar una etapa de introspección en la que no me faltaron las ganas de colgar en la puerta de mi habitación un cartel de “prohibido molestar”. Sí, como en los hoteles, sólo que sin compañía y sin las tres estrellas.

Después de varios días encerrada (y eso que no eran los Sanfermines…), fueron mis amigas de la adolescencia las que, gracias a su empeño y a su extraordinaria forma de ser, consiguieron que volviera a abrirme al mundo y saliera a respirar aire más allá de los muros de mi casa.

Por si tenías alguna duda, todos (y todas) necesitamos de alguien en algún momento. El calor de un abrazo, desahogarnos con la persona en la que confiamos, el sentir al lado una buena compañía, un hombro en el que llorar… Sí, ya sé que a veces te crees que eres la ostia en vinagre, pero es que no lo eres. Y no porque seas tú, sino porque nadie lo es. Hasta la persona que más admiras tiene sus virtudes y sus defectos, no la idealices porque lo único que vas a conseguir es comerte un “zas!!” en toda la cara.

· COMPARTIDA, LA VIDA ES MEJOR

Sí, ya sé que me has oído decir o leído por aquí esta frase en multitud de ocasiones. No te preocupes, aún vas a tropezar con ella unas cuantas veces más, y quizá de ahora en adelante escuches estas palabras en bocas de otras personas y no de la mía. Dime, ¿a ellas les creerás?

Puede que tú que estás leyendo este artículo ahora estés atravesando el peor momento de tu vida y no tengas ganas de hablar de ello con nadie. Y sí, tienes razón, yo no voy a solucionar tus problemas… Tampoco es lo que pretendo. Pero permíteme recordarte algo: esta vida sólo se vive una vez… Y si no me crees, mira, las Azúcar Moreno también lo dicen… 🙂

Tienes dos opciones:

1) Quedarte encerrado/a bajo las paredes de tu cuarto comiéndote la cabeza, esperando que el tiempo suavice la situación que estás viviendo… Porque, como dicen, “el tiempo todo lo cura”… O…

2) Puedes levantarte ahora mismo, llamar o ir a buscar a tus mejores amig@s (sí, antes no existía el teléfono y las amistades se reunían igualmente…) y disfrutar de un fin de semana inolvidable conversando, escuchando música, riendo, visitando algún lugar de esos que quitan el aliento… Y después de todo eso, sentirte mucho mejor…

¿QUÉ DECIDES?

¿Aún crees que es mejor afrontar la situación en soledad? Déjame decirte que, en realidad, todos estamos solos ante la inmensidad, pero entre la inmensidad te encuentras tú, así que… Deja de creer que eres la ostia, que eres autosuficiente, y sal ahí fuera a hacer algo por tu vida que valga la pena.

Sí, sin duda alguna, tu vida la vives tú, pero no olvides que… Seguro que tú haces que la vida de otra persona cuente un poquito más y tú seas el motivo de alguna de sus sonrisas.

Así que… ¡¡Ánimo!! Toma las riendas de tu vida, no tengas miedo a equivocarte y sal a caminar… Paso a paso se puede llegar muy lejos…

¡¡Ah!! Y ya se me olvidaba… La semana que viene llegan los Reyes Magos de Oriente y aquí han dejado un regalito muy especial para ti… Para que, cuando te falten las fuerzas y te cueste respirar, esta canción te tienda su mano…

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s