EL MEJOR MOMENTO

Eye in the Skye...
Eye in the “Skye”

Estos últimos días en Escocia han dado para mucho… Y cuando digo mucho, es eso, MUCHO en mayúsculas. Una de las reflexiones que más tiempo ha rondado por mi mente es algo parecido a una tormenta de ideas que van y vienen acerca de lo que suele llamarse “el mejor momento”.

He recordado muchísimas conversaciones de mi adolescencia durante aquellas noches que organizábamos fiestas de pijama con las amigas (y los amigos, que también las hubo… tiempos memorables aquellos…) y nos preguntábamos cuál había sido el mejor momento que habíamos vivido hasta entonces. Fíjate tú por dónde: mientras otras babeaban por el chico mono de la clase, a otras nos daba por ponernos filosóficas…

Han pasado ya unos cuantos años desde esa etapa y, a medida que he ido creciendo (no sé si puedo decir “madurado”, quiero pensar que sí…), me he ido dando cuenta de cuánto ha cambiado mi concepto acerca del tema de hoy, por no hablar de la relatividad con la que ahora me planteo esta cuestión.

Como no podía ser de otra manera, y no quiero buscar culpables, de nuevo la fuerza de esa otra gran diosa de las palabras, la aparente cúspide de todo ser humano, la abeja reina del mundo capitalista: nuestra gran “amiga” (o debería llamarla “enemiga”?) Felicidad.

Porque… ¿qué pretendemos expresar con eso del momento perfecto? ¿Por qué necesitamos siempre acercarnos a esa odiosa perfección, tan poco probable como el agua en medio del desierto, tan dañina como mil agujas en el corazón? ¿Momento perfecto? Pues perdonadme, pero ahora quiero quedarme con mi momento im-perfecto, o mi momento perfecto (va, también puedo dejarme engañar si quiero…) cuando ese instante es… Es… ES.

(… Y aquí vienen todas las conclusiones que la vida me puso por montera en Escocia…)

El momento perfecto es aquel preciso instante en que aceptas que éste no existe y, aún así, te sientes bien. Sólo por estar, sólo por sentir, sólo por poder disfrutar de aquellos pequeños grandes regalos que te ofrece la vida y que no se compran en El Corte Inglés.

El momento perfecto es aquel en que nadie te acompaña, pero te sientes acompañada. Porque te tienes a ti misma y tú ya eres alguien. Tú eres tu mejor amiga, quien mejor te conoce aunque no por ello siempre te entiende, y no te juzga bajo ninguna circunstancia.

El momento perfecto es aquel en que todo te lleva directamente a lo que sientes y no a lo que tienes. Porque es bueno alejarse de la sensación de pertinencia. Cuando menos tienes, menos puedes perder. Cuando menos tienes, menos necesitas, pero más lleno puedes sentirte.

El momento perfecto es aquel en que te sientas frente al mar y respiras aire puro. Y sonríes. Porque una acción tan aparentemente rutinaria toma más magnetismo si cabe cuando notas que el aire llena tus pulmones y sabes que puedes cerrar tus ojos y volver a hacerlo. Bajo la compañía del silencio. Tan sólo la brisa, el agua, la tierra que abraza tu cuerpo y tú.

El momento perfecto es aquel en que alguien te regala su sonrisa y tú le respondes con la mirada, y compartís la magia del momento. Ese silencio que habla por sí mismo, aún sin ser necesarias las palabras.

El momento perfecto es imperfecto en sí mismo. Porque es incontrolable, y por ello imperfecto para quienes quieren controlarlo todo. Porque fluye por sí solo y se revela ante quienes quieren forzar toda situación. Siempre es un regalo y no siempre lo agradecemos ni somos capaces de valorarlo como tal.

El momento perfecto es aquel en que tomas conciencia de que no tienes nada, pero lo tienes todo. Nada asociado a ese momento de perfección idealizada. Todo en cuanto a que puedes disfrutar de más de lo que necesitas, más de lo que hubieras imaginado y más de lo que jamás pediste.

Y, para acabar, decir que el momento perfecto… No existe por sí mismo.

La sensación de plenitud llega cuando entendemos que la vida es una sucesión de momentos, una montaña rusa de sensaciones e instantes que, por separado, nos dejan alguna lección, pero que juntos… Consiguen que nos sintamos parte de este mundo.

Ninguna historia es perfecta ni imperfecta. Ni lo ha sido, ni lo es ni lo será. Cada trayecto es (o puede ser) toda una aventura digna de ser vivida. Cada camino, un libro abierto repleto de tachones y correcciones pero nunca como fruto de un dictado.

Mientras sigo disfrutando de la enciclopedia de mi vida, quiero seguir recibiendo momentos imperfectos. Besos imperfectos, abrazos imperfectos, pensamientos imperfectos. Porque todo en su conjunto consiguen que mi vida sea un soneto en rima asonante: repleto de alegría, repleto de música…

Repleto de magia.

Muy pronto todos los detalles sobre mi viaje a Escocia: mi recorrido, anécdotas, impresiones… Pero, mientras, te invito a que subas el volumen y te dejes llevar con ESTE REGALITO y lo disfrutes mucho!! Me acompaña cada mañana!!

Anuncios

4 comentarios en “EL MEJOR MOMENTO

  1. Gracias guapa, la canción está genial 🙂

    Sobre los momentos perfectos o imperfectos, soy del pensar que las palabras son poderosas y uno tiene lo que atrae, por eso yo siempre tengo momentos perfectos, felices y maravillosos. Por más que la vida me de patadas o por más caídas que tenga, todo esto es perfecto, porque me niego a que sea de otra manera. Así soy yo, rara, ya sabes 😀

    Un abrazo mujer y ya estaremos leyendo esas maravillosas aventuras en el país más mágico que existe 😉

    • Me alegro de que te haya gustado la canción, Diana!!

      El gran poder de la mente, que muchas personas ignoran… Yo no lo llamaría rareza, lo llamaría fantástica “practicidad”… ¿Por qué malgastar un sólo segundo pensando en algo negativo?

      No merece la pena.

      Otro abrazo muy grande de regreso!! Espero verte pronto!!

      Ali

    • Ohhhh… Mil gracias tita… Un comentario fulminante, de esos que dejan huella… Me guzta, me guzta… 🙂

      Yo también a ti, tita. Y la canción… Es especial. Sin duda.

      Mil besos (y mil más…).

      Ali

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s