CUATRO RAZONES POR LAS QUE VIAJAR AUMENTARÁ TU CONCIENCIA EMOCIONAL

StirlingSin que en ocasiones hagamos nada por evitarlo, el habitual y vertiginoso ritmo al que acostumbramos a enfrontar nuestro día a día nos conduce a desconectar y disminuir la conexión con nuestro lado más emocional.

Como te he comentado en artículos anteriores, acabamos dedicando más tiempo a responder a lo que se espera de nosotros como seres sociales en lugar de destinar la mayor parte de nuestra vida a aquellas personas, experiencias y actividades que nos proporcionan un mayor bienestar.

Por esta razón, en el artículo de hoy voy a hablarte de cómo viajar puede ayudarte increíblemente a aumentar tu conciencia emocional y qué factores pueden aportar un valor desmesurable a tu bienestar personal.

 EL PLACER DE DESCUBRIR LUGARES NUEVOS

Estoy segura de que lo que voy a decirte no te sonará a chino. ¿Alguna vez has sentido cómo un lugar que te entusiasmó la primera ocasión que lo visitaste va dejando de impactarte tanto a medida que lo vas visitando más a menudo? ¿Te suena verdad?

Esto sucede porque, a medida que nuestra mente va codificando y categorizando los conceptos y experiencias que vamos experimentando, vamos perdiendo la capacidad de sorpresa.

Cuando visitamos un lugar por segunda vez nuestra mente ya no está rasa, sino que dispara nuestras expectativas acerca de ese punto geográfico en relación a nuestra experiencia anterior. En mi opinión, esta circunstancia no nos beneficia en absoluto, ya que, de manera inevitable, aumenta las probabilidades de frustración derivadas de la misma creación de expectativas.

¿Qué podemos hacer al respecto? A priori, te sugiero dos acciones:

  • Intenta descubrir lugares nuevos en medida de lo que sea posible, ya que incrementa tu cultura general, fomenta tu capacidad de sorpresa y pone a prueba tu capacidad de adaptación, entre muchos otros beneficios.
  • Incorpora nuevas actividades y rutas distintas cuando visites un destino por segunda vez, puesto que esta práctica, aunque conlleve un esfuerzo insignificante, conseguirá que despiertes nuevas ilusiones por volver a ese lugar y, sin duda alguna, aumentará tu enriquecimiento personal al vivir una experiencia nueva para ti.

LAS VENTAJAS DE AFRONTAR EL DÍA A UN RITMO MÁS RELAJADO DE LO HABITUAL

Te voy a hacer una pregunta muy simple.

¿Disfrutas de igual manera al comerte un helado de tu sabor favorito al engullirlo en tres minutos que cuando lo saboreas en diez y sin ninguna prisa? ¿No, verdad?

Pues con el día a día sucede exactamente lo mismo.

Cuando decides viajar sin una planificación que cumplir a rajatabla, indirectamente te estás brindando la maravillosa oportunidad de escucharte, de prestar más atención a tus sensaciones y de descubrir cómo hacer X o Y de una manera o de otra te proporcionan un bienestar que, a causa del estrés del día a día, muy probablemente hacía tiempo que no experimentabas.

Aunque lo ideal sería que todos incorporásemos a nuestra rutina habitual técnicas y prácticas que nos faciliten conectar más con nuestro lado más emocional y mantenerlo en equilibro con nuestra parte racional, viajar de una forma relajada es una opción estupenda de dar rienda suelta a nuestros sentidos y observar cómo esos estímulos producen un impacto en nuestro interior.

¿Cómo hacerlo? Me vienen a la mente incontables ejemplos que pueden servirte, pero quizá sea más práctico que eches un vistazo a este artículo referente a mi viaje a Escocia que publiqué hace algunas semanas.

¿Qué me dices? ¿Aceptas el reto?

SOCIALIZAR VIAJANDO: ¿POR QUÉ PERSONAS A LAS QUE HAS CONOCIDO HACE SÓLO 30 MINUTOS PUEDEN TENER UN GRANDÍSIMO IMPACTO EN TU VIDA?

Especialmente cuando viajas en solitario, es mucho más que posible que, ya sea en el albergue, en la cola de entrada a un lugar de interés, en una fiesta o en lo alto de una roca para disfrutar de un amanecer, conozcas a personas estupendas, inolvidables y con las que compartas intereses y visión de vida.

Dado que, en general, nosotros somos nuestro peor enemigo y tendemos a fustigarnos por menos de lo que ocupa una mosca, es frecuente ver en los demás la representación de nuestros deseos más anhelados y aquello que realmente queremos incorporar en nuestra vida.

Es posible que seas una persona con unos niveles de motivación y convicción de autosuficiencia muy elevados, pero, si no es el caso, conocer a alguien con quien conectes, que te inspire y que haya apostado por el estilo de vida que deseas puede ser justo lo que necesites para ponerte las pilas y pasar a la acción.

Aunque a lo mejor no eres consciente de ello, te garantizo que en ti y en todo lo que te rodea hay un montón de elementos inspiradores que pueden ayudarte a hacer click, espabilar y tomar acción para conseguir tus propósitos.

Sin embargo, como te he comentado anteriormente, cuando viajamos ponemos los cinco sentidos en la experiencia que estamos disfrutando y, en consecuencia, nuestra percepción está más a flor de piel y mucho más predispuesta que cuando sucumbimos a la rutina habitual y nos lleva de alguna manera a estar más alerta en cuanto a los estímulos que recibimos de nuestro entorno.

¿Has tenido alguna vez esta sensación? Si ha sido así, te invito a que compartas tu experiencia en los comentarios para que tanto el resto de lectores como yo misma podamos enriquecernos con tus palabras.

LO URGENTE VERSUS LO IMPORTANTE: ¿Y TÚ QUÉ PREFIERES?

¿Alguna vez te has hecho esta pregunta? ¿Eres consciente de a qué estás dedicando tu tiempo? ¿Ya tienes claro qué es lo importante y qué es lo urgente para ti?

Lo sé. Seguramente estarás pensando “jo Ali, no me machaques tanto con tantas preguntas”. ¿Me equivoco?

Te voy a decir una cosa y me gustaría que me prestes atención. Si te hago estas preguntas y tantas otras en muchos de mis artículos, no es por amor el arte, sino porque sus respuestas son importantes si pretendes favorecer tu desarrollo personal.

Si no es tu caso, entonces, francamente, no sé qué haces leyendo mi blog. Así como te lo digo.

A menos que seas una persona comprometida consigo misma y con su bienestar personal, es fácil que tú también hayas sucumbido al error que cometemos el 90% de los seres humanos: dejarnos llevar por la rutina y obligaciones diarias sin parar a pensar en qué se nos va el mejor regalo que hemos recibido todos y cada uno de nosotros, el tiempo.

Estoy completamente segura de que la gran mayoría de los que estáis leyendo este artículo en este momento no viajáis exclusivamente por motivos profesionales, sino que lo hacéis porque es algo importante para vosotros, ya sea por el gran bienestar que os produce o bien porque esta experiencia os aporta infinitos beneficios a nivel personal. Y me alegra enormemente de que sea así.

¿Te imaginas lo estupendo que sería cuestionarnos más a menudo qué es lo que nos hace sentir bien? ¿Qué crees que responderías? ¿Te quedarías con lo urgente o con lo importante?

Yo ya tengo clara mi respuesta y espero que, si tú también lo tienes pero acabas de darte cuenta de que no estás siendo coherente contigo mismo, vayas a por una libreta y comiences a anotar todo aquello que necesitas cambiar cuanto antes. ¿Y después? Ya sabes lo que toca, ¡ponerse en marcha!

¿Qué te ha parecido este post? Tu opinión me ayuda mucho, así que te estaré súper agradecida si decides dejar tu comentario y compartir contigo tus impresiones.

** BONUS: Si quieres seguir trabajando para aprender a identificar y gestionar tus emociones, te recomiendo muy mucho este curso gratuito de mindfulness organizado por la Universidad de Málaga. Comenzó ayer, pero aún puedes inscribirte. Aquí tienes el enlace al curso por si quieres aprovecharlo.

La foto en cabecera fue tomada por mi amiga Manu mientras disfrutaba de unos minutos de relax absoluto en un lugar maravilloso de Stirling, Escocia: los alrededores del conocido Old Bridge.

Anuncios

7 comentarios en “CUATRO RAZONES POR LAS QUE VIAJAR AUMENTARÁ TU CONCIENCIA EMOCIONAL

  1. ¡Hola Ali!

    Me ha gustado mucho tu post, creo que tienes razón y que la sociedad tiende en general a descuidar más la parte relativa al bienestar emocional. Si vivimos ‘en piloto automático’ (como le suelo llamar) es probable que simplemente nos dejemos llevar por la rutina y no seamos conscientes ni siquiera de nuestras emociones, de si lo que hacemos realmente nos hace disfrutar, de si hay algo que queramos cambiar…Es muy importante por lo tanto reflexionar de vez en cuando si el camino que vamos andando es el adecuado para nosotros, como bien comentas.

    En el caso de viajar, no me considero una viajera empedernida, pero sí es cierto que de vez en cuando me apetece escaparme a algún lugar tranquilo, sin necesidad de que sea muy lejano, a poder ser con acceso a la naturaleza y preocuparme simplemente de vivir a cámara lenta disfrutando de las cosas sencillas :).

    ¡Gracias por el post!

    Un abrazo,
    Mar

    • Hola Mar!

      Gracias a ti por leerme y comentar!

      Pensé en abordar el tema aplicado al mundo viajero porque a la gran mayoría de mis lectores les gusta viajar y pensé en que podría ser una perspectiva diferente a la que solemos encontrar.

      Me ha encantado leer que sacas momentos para conectar con la naturaleza y disfrutar de las pequeñas grandes cositas que, en mi opinión, marcan la diferencia entre una vida mediocre y la que no lo es. Es fabuloso que sepas apreciar el valor de disfrutar de momentos así, estoy segura de que te esa buena práctica te aportará muchos beneficios! 🙂

      Un abrazo grande!

      Ali

  2. Ali para mi viajar es una perfecta ruta hacia el autoconocimiento, estoy de acuerdo con eso que dices que cuando vamos a un lugar por primera vez, nuestra mente está tan llena de expectativas ya que a todo le damos una perspectiva más grande, pero soy del tipo de personas que cuando va a un lugar por segunda o tercera vez, comienzo a fijarme más en los detalles, me dejo sorprender por aquellas cosas que la primera vez pasaron inadvertidas para mí.
    Como ya te he contado, yo vivo en una ciudad vertiginosa a la cual todos vienen con un tiempo muy recortado para devorarla en pocos días. Orlando es la ciudad de los parques y las personas vienen es a consumirla y a disfrutarla desde una montaña rusa. Cuando la visité por primera vez nos atragantamos de atracciones, una detrás de otra, sin parar, con pocas horas para dormir y luego al día siguiente volverla a devorar, porque nuestro tiempo era muy limitado.
    Ahora que vivo aquí, he conocido a una ciudad muy distinta, esa que no sale en las referencias viajeras, una ciudad que se camina, que se puede respirar con tranquilidad y sin tener que devorarla sino saborearla despacio y con todo el tiempo del mundo (creo que voy a escribir un post al respecto).
    La mejor forma de viajar es hacerlo despacio, sin un itinerario que te ate, esto definitivamente abre tu mente y expande tu conocimiento, no solo de la nueva cultura que estás visitando, sino de ese maravilloso conocimiento interno.
    ¡Hermoso post como siempre mi querida Ali!

    • Eliana!

      Me alegro muchísimo de que hayas conseguido disfrutar de la ciudad a otro ritmo y de una manera mucho más acorde con tu forma de enfocar la vida.

      Hace un tiempo no salía de viaje sin un programa súper organizado y con todo casi medido centímetro a centímetro. Ahora llevo como un año que planifico sólo lo justo (alojamiento y transporte), y a veces ni eso.

      He llegado exactamente a la misma conclusión que comentas. Es mucho más interesante callejear, dejarse guiar por las sensaciones y por los deseos del momento, y esos muchas veces no los conoces realmente hasta que no estás en el lugar de destino.

      Estaré atenta a la publicación de ese post sobre Orlando! Un fortísimo abrazo!

      Ali

  3. Viajar es la mejor oportunidad que le podemos dar a nuestras emociones, cada vez que me toca conocer un lugar lleno de llena de mucha satisfacción es abrir mi mente a nuevos cambios y conocer lugares con algún mensaje histórico. Como quisiera vivir todo el tiempo viajando.

    Saludos.

    • Hola Alexa!

      Conozco muy bien la sensación que describes y comparto tu opinión totalmente.

      Es mágico cuando aterrizas en un lugar con el que conectas. Siempre acabas descubriendo algo nuevo de ti misma que hasta ese momento desconocías y es fantástico descubrir todas las maravillas que nos rodean (algunas, mucho más cerca de lo que pensamos).

      Un abrazo para ti!

      Ali

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s