[ESPECIAL FIN DE AÑO] LA IMPORTANCIA DE ELEGIR BIEN CON QUIEN COMPARTES EL CAMINO

mi-hermano-y-yoSiguiendo con mi despedida especial del año, en el artículo de hoy voy a hablarte de la gran importancia que tiene escoger bien a las personas con las que te rodeas, así como el aceptarlas tal cómo son para poder construir relaciones más saludables.

Antes de entrar en materia, quiero dedicar este post a mi hermano Toni, una de las personas más importantes de mi vida, alguien que me sigue desafiando a ser mejor y a aprender mucho de todas sus cualidades. Es uno de los mejores compañeros de viaje que el destino o lo que quiera que sea me ha podido regalar, así que, tete, ¡esto va por ti!

ADIÓS A LAS EXPECTATIVAS MAGNIFICADAS, HOLA A LAS RELACIONES SANAS

Uno de los mayores errores en los que he caído una y otra vez a lo largo de mi vida es el de esperar mucho de los demás y el de dar rienda suelta a expectativas sobredimensionadas que no me llevaban a ningún otro lugar que no fuera la frustración.

Aunque no siempre estoy a la altura, intento hacer todo lo posible para que las personas que me importan sientan que estoy ahí y que pueden contar conmigo llueva, truene o salga el sol. Desde siempre, tiendo a regalar mucho cariño, pero mis necesidades afectivas me han jugado malas pasadas infinidad de veces y, en muchas ocasiones, como consecuencia de una mala comunicación.

Lo positivo del asunto es que, si quieres, puedes aprender muchísimo del tema y aprovechar la oportunidad para construir y cimentar mejores relaciones, basadas en el respeto, la integridad y, sobre todo, la BUENA comunicación.

La inmadurez emocional puede llevarte al convencimiento de que quienes están a tu alrededor tienen que comprenderte y apoyarte a toda costa y reaccionar del mismo modo que tú ante determinadas situaciones. Y voilà, he aquí el error número 1.

Conviene recordar que ni todo el mundo tiene tus gustos ni todo el mundo presenta tus mismas necesidades ni nadie tiene por qué aguantar tus idas y venidas o vaivenes emocionales. No, my friend.

Si quieres que las personas con las que decides compartir tu vida disfruten pasando parte de su tiempo contigo, es fundamental que tengas en cuenta y respetes sus valores, prioridades, gustos y necesidades. Sólo así es cómo el juego merece la pena ser jugado.

¿Acaso tú disfrutarías de la compañía de alguien que no te trae más que quebraderos de cabeza y que es más inestable que el tiempo en Irlanda? Está bastante claro, ¿verdad? Pues ahora… Corten y… ¡Acción!

CÓMO EQUILIBRAR TUS NECESIDADES AFECTIVAS SIN SER MÁS ABSORBENTE QUE BOB ESPONJA

Hace un momento te he hablado de lo que puedes hacer para mejorar tus relaciones con tu entorno, pero… ¿Qué hay de ti? ¿Qué pasa con tus necesidades?

Como comentaba antes, tendemos a trasladar a los demás nuestras carencias y necesidades no resueltas, y desviando la papeleta no vamos a solucionar absolutamente nada, más bien al contrario.

Este es un buen momento para hacer un alto en el camino.

Te propongo una breve reflexión: ¿a quién te acercarías primero, a una persona sonriente y aparentemente segura de sí misma, o a una persona de semblante serio que parece que lleva tres días sin ir al baño? Ya tienes clara tu respuesta, ¿cierto?

Puede que no sea tu caso, pero si lo es, permíteme recordarte que los demás no tienen por qué resolver tus asuntos pendientes ni tienen la obligación de conducirte en el camino. Recuerda: son tus compañeros de viaje, no pilotos de avión ni maquinistas del tren. ¿Comprendes lo que te quiero decir?

Seguramente las personas de tu entorno ya estén lidiando con sus propias historias y sus propios quebraderos de cabeza. Si son amistades de verdad, seguramente estarán ahí para escucharte y apoyarte en el camino hacia tu superación personal, pero no puedes esperar que constantemente te estén cantando el número premiado.

Comprar un décimo ganador te corresponde única y exclusivamente a ti.

¿Y qué quiero decir con esto? Lo que intento transmitirte es que la única persona que puede dar pasos hacia delante y hacer algo positivo y útil por sí mismo para mejorar su bienestar personal eres tú.

Me apuesto contigo lo que quieras a que seguro que hay una idea sobre algo que te gustaría hacer rondando por tu cabeza desde hace meses. Me da igual que sea apuntarte a clases de baile, aprender a montar a caballo, patinar o formar parte de un grupo excursionista.

Lo importante es que tomes acción y seas coherente contigo mismo, que inviertas tiempo en aquellas actividades o personas con las que te sientas pleno y que despierten en ti la sensación de bienestar.

Un hábito o una técnica que a mí me funciona muy bien es rodearme de personas muy distintas que me permiten aprender a diario y con las que comparto intereses, objetivos o proyectos comunes.

Igual que esas personas pueden aportarte a ti, seguro que tú también puedes aportarle mucho a ellas, la clave está en conocerte y en la voluntad de mejorar de forma continua.

ALGUNAS CLAVES PARA ELEGIR MEJOR A TUS COMPAÑEROS DE VIAJE

No voy a extenderme demasiado en este apartado porque cada persona tiene unas necesidades y valores concretos y yo no puedo ni quiero decirte cómo debes escoger a las personas que forman parte de tu entorno.

Para no dejarte con las manos vacías, lo que sí voy a hacer es compartir contigo cuáles son los aspectos que tengo en cuenta a la hora de decir si me interesa o no mantener la relación con una persona:

1# Compartir valores afines

2# Interés bidireccional por mantener el contacto

3# Fluidez comunicativa

4# Muestras de cariño demostrado (y con esto no me refiero a que te digan en Facebook lo mucho que te quieren)

5# Ganas e ilusiones compartidas de disfrutar de actividades conjuntamente

6# Respeto y transparencia como valores de base

7# Sentir que esas personas están ahí (en función del tipo de relación construida, le doy mayor o menor importancia a este aspecto)

A grandes rasgos, estos son los parámetros que a mí me sirven para valorar si quiero seguir manteniendo una relación con una persona o más vale romper peras y que cada cual siga su camino, pero, si aún no has prestado atención a este tema y aún no has identificado los tuyos, lo interesante es que tú definas qué es lo importante para ti.

*** BONUS: Al igual que hice en el post anterior, me despido con una canción muy significativa para mí. En el caso de hoy, te dejo con Chambao y su “Duende del sur”, una canción que me hace recordar siempre a mis amigos extremeños.

¿Y tú? ¿Qué es importante para ti en una relación? ¿Qué es lo que valoras a la hora de elegir tu compañía en este viaje que llamamos vida? Como siempre, ¡te espero en los comentarios! ¡Seguimos la semana que viene!

Anuncios

25 comentarios en “[ESPECIAL FIN DE AÑO] LA IMPORTANCIA DE ELEGIR BIEN CON QUIEN COMPARTES EL CAMINO

  1. Hola Ali
    Para mi es sencillo, mi tiempo es mio y yo decido con quien lo quiero compartir. Soy de las personas que piensan que si se quiere se puede, que no existe la falta de tiempo sino la falta de interés, que si alguien te quiere ver, se va a levantar a las 7 para desayunar contigo o se va a tomar un cubata las 1 de la madrugada. Siempre se da mas de lo que se recibe porque todos tenemos claro lo que damos y lo que esperamos y no deja de ser un gran error por nuestra parte exigir o esperar. El mayor problema para mí Ali es aprender a separarme de las personas a las que les das mucho y recibes poco cuando hay muchos sentimiento de amistad y cariño por tu parte. Pero como tu has dicho cada uno tienes sus circunstancias y sus contradicciones. Este articulo tiene muchos matices y se puede debatir mucho sobre los conceptas de cada uno jejeje. un buen articulo amiga mia. Un besazo

    • Muchas gracias por tu comentario, Paco!

      Entiendo bien lo que comentas porque a mí también me ha pasado y me ha llevado muchos años aprender a poner en práctica el desapego (aún sigo estando en ello). A veces, por una razón u otra, nos anclamos en una relación, aún cuando somos conscientes de que no nos satisface.

      Nos da tanto tiempo enfrentarnos a la sensación de pérdida y tenemos tantísimo que aprender en la gestión de conflictos y en la gestión del propio ego, que a veces (y esto está muy relacionado con nuestras necesidades afectivas) pasamos por alto prácticamente todo con tal de no distanciarnos de una persona.

      Lo que puedo decirte es que, por encima de todo, la persona más importante siempre tienes que ser tú mismo y tus necesidades, por extremo que pueda parecer, siempre tienen que primar a las de los demás.

      No hemos venido a este mundo exclusivamente a complacer a nuestro entorno ni a dar prioridad a lo que los demás esperan de nosotros. Somos tan hipócritas que, cuando decidimos pensar un poquito en nosotros y lo comunicamos, nos tachamos de egoístas, cuando, en realidad, lo que estamos haciendo es un enorme favor tanto a nosotros mismos como a quienes nos rodean.

      Cuando vivimos para y por los demás acabamos sintiéndonos agotados, insatisfechos y desencantados de la vida, por esa razón conviene invertir en nuestro propio bienestar y, así, poder ofrecer lo mejor de nosotros mismos, además de hacernos el mejor regalo que podríamos hacernos.

      Un abrazo enorme, amigo mío!

      Ali

  2. ¡Hola, Ali!
    Enhorabuena por tu artículo. Estoy de acuerdo con todo lo que explicas.

    Para mí, lo importante en una relación es que ambas partes sean suficientemente independientes. El bienestar de cada uno depende de sí mismo, pues pienso que la felicidad se comparte y se aumenta, pero no se “crea” a través de otra persona. Pero es sólo mi opinión.

    Un saludo, y sigue escribiendo 🙂

    P.D.: Muy bueno lo de “ser más absorbente que Bob Esponja”, jaja.

    • Hola Manuel!

      Qué ilusión encontrarte por aquí! Me alegro de saber que compartes mi punto de vista, también yo estoy de acuerdo contigo en que la dependencia no ocupa lugar en las relaciones sociales saludables.

      La felicidad, la plenitud o la satisfacción personal -cada cual lo llama a su manera- es algo que, como bien dices, comienza en uno mismo, en la capacidad de generar el propio bienestar a través de pensamientos y formas de actuación coherentes con los valores y necesidades personales.

      Seguiremos compartiendo el camino de la escritura!

      Un fuerte abrazo y felices fiestas, Manuel!

      Ali

  3. Yo pienso que lo más importante es que exista respeto por los gustos de la otra persona, es importante que seamos independientes el uno del otro, pero también hay que saber manejar la situación cuando no estemos tan de acuerdo en algo.
    La persona que elijo como compañero de viaje tiene que tener intereses en común conmigo, que quiera probar nueva gastronomía, que no le de asco comer cosas raras jajaja que no se aburra en galerías de arte o museos, porque yo soy de las que puede pasar horas sin darse cuenta de cómo pasa el tiempo. Si no coincidimos en ese tipo de cosas básicas, puede que no sea tan buena idea viajar con esa persona.
    Por otro lado, hay que dejar bien claras las reglas que seguiremos en cuanto al presupuesto que manejamos, no hay nada más desagradable que tener que discutir por dinero durante un viaje (bueno en cualquier circunstancia es desagradable discutir por dinero jajaja) Pero me refiero a que ambos debemos estar de acuerdo en que tipo de comida vamos a comer, que tipos de sitios vamos a visitar y cuanto gastaremos en compras o en hospedaje.
    La clave de todo es la comunicación, hablar siempre cualquier decisión que se deba tomar y que afecte a ambos, establecer un “código de convivencia” desde el principio.

    • Hola Yli!

      Totalmente de acuerdo en que el respeto es fundamental y básico en todo tipo de relación.

      Qué bueno que lo tengas tan claro! Por suerte o gracias a un buen trabajo detrás, nunca me he encontrado en situación de discutir con alguien por dinero. Es un tema delicado y susceptible para algunas personas y es una pena que algunas relaciones se echen a perder por algo así.

      Que tengas unas felices fiestas! Un abrazo!

      Ali

  4. Hola Ali!!

    Un gran post. Es cierto como a veces creamos tensiones en las relaciones porque estas no son lo que esperábamos, creo que es muy humano eso de imaginar e idealizar las cosas en lugar de asumir la realidad, y luego tenemos problemas.
    Con el tiempo creo que he superado esta etapa en mi vida y he transformado las cosas en algo más simple. No asumo y simplifica al máximo las cosas, nadie es perfecto, empezando por nosotros mismos. Trabajo en mi misma, en mejorar mi carácter y en buscar la raíz de los problemas en mi y no en los demás, y me funciona.
    Un abrazo!!

    • Hola Julia!

      Gracias a ti por tu comentario y por compartir aquí tan buena reflexión!

      Como dices, es muy positivo mirarse el ombligo de vez en cuando y plantearse en qué nos estamos equivocando, qué podemos mejorar y valorar si estamos sobredimensionando una situación X.

      Hace algunos años no tenía demasiado en cuenta este tipo de cuestiones, pero cada vez les doy mayor importancia e invierto más tiempo en ellas. Cualquier inversión en una misma conlleva sus resultados, claro que sí! Y me alegro mucho de que esté funcionando!

      Otro abrazo grande para ti, compañera!

      Ali

  5. Para no vivir esperando lo que no ha de llegar, lo mejor es dar lo que queramos sin esperar nada a cambio, pues muchas veces damos tanto que esperamos que la gente sea reciproca y resulta que una cosa piensa el burro y otra el que lo arrea, por lo tanto si damos sin expectativas a veces nos llevamos gratas sorpresas.

    • Totalmente de acuerdo, Amparo! No conocía la expresión y me ha encantado la frase que compartes sobre el burro, la verdad es que resume a la perfección lo que comentamos.

      Y qué bueno cuando nos llevamos gratas sorpresas, ¿verdad?

      Que tengas unas muy felices fiestas, Amparo!! Un abrazo grande!!

      Ali

  6. Cuando uno está lejos de su familia Ali, la compañía que consigues en la vida muchas veces viene para llenar un poco ese vacío del amor que no puedes brindarle a los tuyos, ese amor que te sobra comienzas a dárselo a nuevos compañeros de rutas, amas a tus hermanos a través de tus nuevos amigos, amas a los niños que vas conociendo como si ese amor le fuese a alcanzar a tus sobrinos, y por supuesto que tu familia cercana, como en mi caso mi esposo y mi hija, se convierten en esa fortaleza indisoluble que te sostiene para llevar a cabo el día a día.
    Yo soy de las que cree que uno no tropieza con personas distintas a uno, uno siempre va a coincidir con personas que son tal como uno es por dentro, y yo tengo un mantra que siempre me acompaña y me ha servido muchísimo para relacionarme: solo personas buenas se acercan a mi vida. Así que con esta absoluta creencia emprendo el camino sabiendo que todo aquel que tropiece conmigo siempre estará buscando la bondad y el servir desde el corazón y la empatía.
    Un abrazo y felices fiestas mí querida Ali.

    • Mi querida Eliana,

      Cada vez creo más que hay distintos tipos de amor y que todos necesitan que los compartamos y les demos rienda suelta.

      Pienso que no es comparable (incluso diría que no debe serlo) el amor que sentimos hacia un hermano, hacia un amigo o hacia nuestra madre. Son relaciones que, por fuertes que sean, son totalmente distintas y asociamos con ellas valores diferentes según cada caso.

      Me gustaría mucho saber si compartes este punto de vista o he perdido la cabeza del todo, jajaja.

      Que tengas unas felices fiestas tú también, amiga. Mis mejores deseos para ti en este nuevo año que estamos a punto de descubrir!

      Un abrazo muy especial para ti!

      Ali

  7. Especial de fin de año me llena de energías:
    Decidir quien seguirá con nosotros en esta nueva aventura no resulta algo sencillo. Pocas personas son conscientes de como dejar ir personas tóxicas en su vida. Cada día nos toca evaluar como estamos avanzando en la vida y con quien estamos dando esos pasos. Me siento agradecida por que tengo días dejando que en mi vida solo estén los que en realidad deben estar cerca.
    Saludos.

    • Hola Alexa!

      Como dices, hay muchas personas que desconocen o a las que les cuesta muchísimo desprenderse de las personas tóxicas. Hasta hace relativamente poco, yo fui una de esas personas.

      En el primer semestre de este año voy a abordar este tema con mucha profundidad en el blog durante todo un mes. ¡Espero que no te lo pierdas!

      Un abrazo de los grandes!

      Ali

  8. Hola Ali:
    Yo pienso que a veces hay personas que esperan que tú hagas algo con ellas, pases tiempo con ellas, a pesar de que lo que nos unía, ya no me interesa. Respeto la forma que cada cual quiere pasar tu tiempo, pero me gusta también que respeten la forma de pasar mi tiempo. A veces me siento tan comprometida con los demás que en lugar de pasar tiempo con estas personas, me obligo a pasar tiempo con ellas.
    Quizás el problema sea mío, que no me atrevo a soltar determinadas relaciones por miedo a quedarme sola, o simplemente, no me atrevo porque no ha pasado nada concreto para separarnos.
    Y tras esta NO- breve auto reflexión, coincido contigo que los compañeros de viaje los elegimos nosotros, y son tan importantes como el camino a seguir.

    Un abrazo

    • Hola Pilar!

      A parte de lo que mencionas, hay otros dos factores (como mínimo) a tener en cuenta en lo que a finalizar determinadas relaciones se refiere: el miedo al rechazo y el temor a equivocarnos.

      Por otra parte, puedo decirte que he conocido a muchísimas personas a las que les da un pavor atroz tomar decisiones o llevar la iniciativa en sus vidas, y esto es aplicable a todos los ámbitos, también al de la gestión de sus relaciones personales.

      Me parece un tema sumamente importante y que exige más tiempo y atención, por lo que que en la primera mitad de este año voy a tratar todo un mes íntegro a abordar este tema.

      Un gran abrazo desde las montañas de Gerona, guapísima!

      Ali

  9. Hola, Ali!

    Una de las cosas que más me ha costado a mi entender en esta vida es que la gente es como es, y que el hecho de que tu des y des sin descanso no significa que vaya a ser recíproco,y que la idea que tienes de cómo es alguien no siempre coincide con la realidad. Quizá muchas veces queremos creer en la gente y de alguna forma decidimos verlos como creemos que son… Pero también he aprendido que esto no es culpa suya, sino mía, por aferrarme a las expectativas que he puesto en las personas.

    Creo que es realmente importante marcar una suerte de líneas rojas, como el pequeño decálogo que compartes con nosotros, para saber si una relación con alguien merece la pena o no, porque creo que, además de ayudarnos a saber con quién queremos compartir viaje por esta vida, también nos ayudará a conocernos a nosotros mismos y a identificar nuestras propias necesidades.

    Un abrazo!

    • Hola Leticia!

      No te haces una idea de lo mucho que he empatizado con tus palabras.

      Yo misma me he sentido como tú muchísimas ocasiones en el pasado y te felicito por haber llegado a la conclusión de que debemos aceptar a las personas tal cómo son. Y si no nos gustan, sencillamente tomar acción, ser coherentes y alejarnos de ellas.

      No sé si estarás de acuerdo, pero a menudo, de forma inconsciente, pretendemos que nuestras relaciones con los demás llenen un vacío que nos corresponde a nosotras llenar. Cuando no conseguimos lo que deseábamos, entonces llegan las frustraciones, malos entendidos y malestar en general.

      No deberíamos perder de vista que, absolutamente de todo lo que nos sucede, podemos aprender algo y aprovechar la oportunidad de evolucionar como personas. ¿Te sumas al reto?

      Un gran abrazo para ti! Gracias por tus palabras!

      Ali

  10. Hola guapa
    Este es un gran artículo sobre las relaciones humanas. Por el camino de la vida nos vamos encontrando con muchas personas y tal como tu dices, todos tienen sus propias historias y sus temas pendientes por solucionar, al igual que cada uno de nosotros. Las personas que conocemos son como son, y no están para solucionar nuestras expectativas, sino que tenemos que aceptarlas tal como son…y escoger si queremos compartir nuestro tiempo con ellos o no…
    Nosotros siempre podemos escoger si compartimos nuestro camino con unas personas o con otras. Para mi tienen que ser personas con las que comparta una afinidad, unos valores y unas ganas de pasar tiempo juntos
    Un abrazo bien fuerte

  11. Guapa, has visto el comentario de mi madre y al ser su hija es lo que hay. Ella me ha enseñado mucho en estos años y desde luego para las relaciones tiendo a aplicar mucho lo que he visto toda mi vida. Dar lo que sienta dar y no esperar nada a cambio porque lo único que te llevas son decepciones, nadie cumplirá nunca tus expectativas, por eso a la final es mejor no tenerlas. Yo no las tengo, no es verdad, intento no tenerlas, porque lo cierto es que a veces es inevitable no sentirlo.

    Sin embargo, una cosa que siempre trabajo es dar lo máximo de mi, si hay algo que vuelve a mí, genial, sino, no pasa nada. Aprendí, disfrute y no hay recriminaciones. La vida y esa persona me ha enseñado más de loq ue en ese momento puedo entender, pero ha sido lo que tenía que ser y eso siempre valdrá la pena.

    Obvio que para llegar a este pensamiento he pasado muchas cosas y muchas decepciones duras, pero a la final y aunque no lo logro siempre (no tener expectativas), lucho por ello e intento que no lleguen porque si me decepciono y la paso mal el problema no son ellos, soy yo 🙂

  12. Me gusta tu forma de ver el camino, después de todo por muy acompañadas que estemos la responsabilidad de pillar “el décimo” es nuestra, un error que cometí durante muchos años fue permitirme ser la muleta emocional de muchas de las personas que quiero, al final me dí cuenta que no era beneficioso para nadie, era agotador para mi y poco eficiente para ellos, desde que lo dejé estoy y están infinitamente mejor, me gusta también el punto dos de tus parámetros para conservar una amistad, siempre he creído en la comunicación bidireccional irónicamente me cuesta dos vidas mantenerla, creo que es justamente porque he vivido siendo muleta emocional y sé lo agotador que puede llegar a ser me cuesta horrores reconocer que yo también en ocasiones necesito una y no me apoyo en nadie ¡éso si que es agotador! muchas amistades las he perdido por lo mismo, porque se piensan que paso de ellas y no es éso, es que las protejo de mi, tu post me ha abierto mucho los ojos y te lo agradezco.

  13. Hola Ali,
    Me gustó mucho tu artículo, me parece muy interesante porque ¡qué importante es escoger bien de quién nos rodeamos!
    Estas personas no solo deben ser positivas para nosotros sino también compartir nuestros valores más esenciales. Al fin y al cabo, con intención o no, absorbemos del exterior y nos convertimos en un promedio de las personas con quien más tiempo pasamos.
    Para mí el valor más importante fue siempre la verdad.
    Pienso que saber la verdad de las reglas de juego y rodearme de personas genuinas me ayuda a tomar mejores decisiones.
    Hasta pronto
    Marie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s