CÓMO MANTENER UN BLOG Y UN TRABAJO POR CUENTA AJENA SIN VOLVERTE MAJARETA

Parece que eso de tener un blog suena muy cool. Y está de moda. Cuando le cuentas a alguien que tienes un blog enseguida dibujas una sonrisa y una mirada curiosa en la cara de esa persona seguido de un “¿en serio?”. Pues sí, en serio.

Parece como si eso de tener un blog te regale un poco de glamour o, como mínimo, hace que la curiosidad de los demás hacia tu persona se despierte un poquito más rápido. Pero sólo un poquito, no nos vayamos a pasar.

Es guay que la gente se interese por lo que haces, pero la cuestión es que nadie sabe lo que hay detrás ni lo que implica compaginar un blog con un trabajo por cuenta ajena. Porque nadie te lo pregunta y, tal vez, porque nos da pereza “romper” ese momentito de glamour. Con lo caros que se cobran.

Jamás en mi vida había visto tanto postureo. Ni en Gran Hermano VIP, oiga (que ya es decir).

Y como la verdad es que lo que piensen los demás me importa bien poquito, hoy me he animado a compartir contigo mi experiencia y todo lo que he aprendido durante estos últimos cuatro años, en los que casi siempre he compaginado el mantenimiento de esta página con mis obligaciones profesionales y mi vida personal.

Antes de que sigas leyendo, quiero dejarte claro que lo que vas a leer no es ni mejor ni peor que lo que te cuente otra persona. Repito, voy a hablar de mi experiencia, y bien seguro otra persona te contará su versión de la historia vista desde otro ángulo totalmente distinto.

Me parece un buen comienzo decirte que, sin una buena organización y grandes cucharadas de fe ciega en lo que hago, bien seguro este blog habría muerto hace ya muchos meses.

¿Por qué? Porque hay días en los que no te apetece tanto escribir, la impaciencia te consume, sientes que no tienes tiempo para responder a las decenas (o cientos) de mails que tienes en tu bandeja de entrada, dudas sobre tu proyecto y te cansas de rechazar planes sociales súper apetecibles porque tienes que acabar de preparar el próximo post.

A todo esto se suma que te sientes cansada, que no siempre recibes el feedback que desearías y te frustras porque no avanzas al ritmo que te gustaría.

Todo esto mientras vas y vienes del trabajo, recibes un mensaje de alguien que se interesa por el último evento que estás organizando, haces la compra y pones la colada cuando, como yo, vives solo y sólo cuentas contigo mismo para sacar adelante todo. Fascinante, ¿verdad?

Si estás en la misma situación en la que yo me encontré hace cuatro años y estás pensando en compaginar tu proyecto (llámalo blog) con un trabajo por cuenta ajena, no te voy a engañar. Va a ser muy duro y, si realmente estás comprometido con lo que haces o quieres hacer, te va a tocar sacrificar algo. Te guste o no te guste. Es así de crudo, my friend.

¿Qué he sacrificado yo?

¿En serio quieres que te lo cuente?

Horas de descanso, algunas propuestas muy muy golosas y tiempo para disfrutarlo con mi familia y amistades.

¿Me ha compensado? Sí. Indudablemente sí.

Aunque a veces el precio a pagar es elevado (y eso que mi proyecto es muy humilde), todo el crecimiento personal que he hecho a medida que mi proyecto subía un peldaño más y todas las experiencias que he vivido han sido realmente preciosas. Y no cambiaría ni una sola de ellas.

Cada comentario inesperado, cada e-mail, cada mensaje recibido a través de Facebook o cada nueva inscripción a alguno de mis talleres me han dado una fuerza inmesurable para seguir adelante porque sentía y siento que toda la energía invertida se está transformando en algo mucho más poderoso: un amor incondicional hacia lo que hago y comparto.

Y cuando lo que haces nace del amor te vuelves totalmente imparable y ya no te frena ni el tato.

Y eso es una pasada. Con el corazón en la mano.

APRENDIZAJES Y ALGUNOS ASPECTOS CLAVE PARA NO FALLAR EL TIRO

Si me conoces un poquito, sabrás que me encanta ir siempre un poquito más allá y no centrarme únicamente en mi experiencia, sino que prefiero compartir contigo los aprendizajes más valiosos para que tú puedas tenerlos en cuenta y llevarlos a la práctica si quieres.

Así que… ¿Qué te recomendaría si te estás planteando crear un blog y compaginarlo con un trabajo convencional? ¡Allá vamos!

1# ASEGÚRATE DE QUE LO QUE HACES TENGA UN SENTIDO PARA TI

Aunque parezca obvio, este aspecto es fundamental porque, si te dejas llevar por la corriente sin haber definido previamente cuál es el objetivo de tu proyecto o qué necesidad (tuya y de tu público) pretendes cubrir, correrás el riesgo de ir dando bandazos sin rumbo fijo.

Puede que al principio no te des cuenta de ello porque te sentirás inmerso o inmersa en esa vorágine inicial de “qué ilusión! Ya tengo mi blog!”, pero, al cabo de cierto tiempo, comenzarás a ser más y más consciente acerca del trabajo y horas de inversión que supone desarrollar un proyecto con cara y ojos.

Enfócate, céntrate en tus objetivos y sigue adelante desde el convencimiento. Sin lugar a dudas, es el mejor camino.

2# RELACIÓNATE CON PERSONAS QUE SE ENCUENTREN EN UN MOMENTO SIMILAR AL TUYO O QUE YA HAYAN VIVIDO TU EXPERIENCIA

No es imprescindible, pero sí muy recomendable.

¿Por qué? Pues porque siempre es motivador poder compartir tus inquietudes y muy enriquecedor conocer a personas con ideas que comulgan con las tuyas.

A más del 95% de bloggers que conozco su entorno más cercano les han preguntado alguna vez “¿y para qué sirve un blog”o les han dicho “mejor que dediques tu tiempo a otra cosa, vives en los mundos de Yupi”.

No voy a entrar a valorar (hoy) la parte de razón o no que se esconde tras ese tipo de comentarios, pero lo que sí sé es que es muy agradable relacionarte con personas a las que les han preguntado lo mismo que a ti y que, además, no van a emitir ese tipo de comentarios.

Además, y por si fuera poco, puedes valorar el crear un equipo de trabajo (llámalo mastermind o como más te guste) con quien puedas compartir, intercambiar recursos, comprometerte y avanzar en equipo.

Recuerda: puedes avanzar caminando solo, pero acompañado llegarás más lejos.

3# DISEÑA UNA BUENA ESTRATEGIA DE VISIBILIDAD

Esta recomendación cobra mayor relevancia si tu idea es monetizar el blog. Si, de lo contrario, escribes por entretenimiento y pura diversión y te importa un pimiento cuantas personas te lean, esta parte dejará de ser tan importante y una prioridad para ti.

Si tu blog va a ser el portal de presentación de tus productos o servicios, hermano/a, necesitas ser visible. Nadie compra lo que no ve (a menos que le hayan contado maravillas de ti y vuelen por ahí referencias impecables sobre tu trabajo).

Define tu marca, potencia lo que a ti te diferencia del resto y muéstralo en los lugares adecuados. Si creas un proyecto en el que crees, pero no lo enseñas y no lo promocionas, es muy probable que te estanques y que te desmotives con mayor facilidad.

4# RESERVA UN TIEMPO (REALISTA Y COHERENTE) PARA TU PROYECTO Y RESPÉTALO

Una de las mejores formas de demostrar(te) el verdadero compromiso que has adquirido para con tu proyecto es respetar los tiempos que reserves en tu agenda para darle vida y hacerlo crecer. Respetar esos tiempos también es una forma de respetarte a ti, no lo olvides.

Como te comentaba al principio de este post, compaginar un trabajo por cuenta ajena y un proyecto personal (blog o no) es todo un desafío, y en ese desafío la organización cobra un papel CRUCIAL.

Valora cuál es tu disponibilidad real, piensa en el tiempo que quieres invertir en tu proyecto y… ¡En marcha!

Si la organización no es tu fuerte y tienes dificultades para encontrar momentos en tu agenda para ese proyecto que tanto de ilusiona, escríbeme y te echaré una mano.

5# APRENDE DE QUIENES LO ESTÁN HACIENDO BIEN (SEGÚN TU CRITERIO)

Todos tenemos referentes y vamos topando a lo largo de nuestra vida con personas con las que resonamos o a las que admiramos por su forma de hacer las cosas.

Un hábito que me parece muy saludable es observar y aprender de todo lo bueno que diferencian a aquellas personas  que nos inspiran. Es igual de sano reconocer los méritos propios como el saber valorar los de los demás.

En este sentido, una de las cualidades que más admiro en mis referentes es el de la perseverancia y quiero aprovechar para recomendarte este post de mi compañera Dorit Sauer, autora del blog The Corner of Excellence. Es un artículo muy interesante, fresco y valioso que recomiendo a toda persona que se esté planteando emprender.

PARA TERMINAR…

Entre tú y yo. Tómate tu tiempo para identificar cuál es el mensaje que quieres transmitir y qué es lo que quieres aportar al resto del mundo. Es fundamental que lo tengas claro porque, si lo haces desde la convicción, transmitirás todo tu convencimiento en cada cosa que hagas.

No sigas la corriente del río. Busca los zapatos con los que te sientas más cómodo (o cómoda) y plántatelos. Tú decides lo fuerte o no que te ligas los cordones.

Yo seguiré por ahí, pegada en la suela de tus zapatos, por si me necesitas cerquita…

Imagen en cabecera: Malabares

Anuncios

18 comentarios en “CÓMO MANTENER UN BLOG Y UN TRABAJO POR CUENTA AJENA SIN VOLVERTE MAJARETA

  1. Hola Ali

    De pequeño me encantaba los mundos de Yupi jejejeje. Quizás por eso mi blog intenta hacer feliz a la gente.

    Es mi pequeño rincon donde intento hacer el mundo un poco mejor. 🙂

    No espero que un mundo egoista entienda el porque de hacer este trabajo, sólo lo hago porque en el fondo lo disfruto. Siempre he creido en eso de haz el bien y no mires a quien. Me ha gustado tu articulo porque me he visto reflejado y mucho.

    Ua abrazo

    • Siempre que lo hagas tenga un sentido y una finalidad para ti, estará bien.

      Acostumbramos a preocuparnos demasiado por los pensamientos de los demás en lugar de ocuparnos plenamente y concentrar toda nuestra energía en lo que realmente sí podemos controlar: nuestras acciones.

      Cuando éstas nos proporcionan bienestar y nos hacen sentir plenos, decidimos (conscientemente o no) prestar menos atención a los comentarios ajenos.

      Así que, dicho esto, no me queda otra que felicitarte por atreverte a dar un paso al frente! 🙂

      Un abrazo grandioso!

      Ali

  2. Tengo que decirte que admiro tu forma de ser sincera contigo misma y con todos los que te leemos, por eso, gracias.
    Actualmente sólo me centro en el blog y en un proyecto que tengo entre manos, pero en breve me iré a vivir y trabajar en otro país, y esa va a ser la prueba de fuego para ver cómo voy a compaginar las dos cosas.
    Sin embargo, y esto es lo único que se a ciencia cierta, como me encanta lo que hago y me encanta todas las personas que se están cruzando en mi vida gracias a ello, no lo voy a abandonar.
    Me siento muy identificada con muchas cosas que has compartido y te agradezco la honestidad.
    Un abrazo enorme

    • Gracias de todo corazón por tus palabras, Ana.

      No es sencillo desnudarte ante la pantalla de un ordenador cuando sabes que lo que publicas llega a cientos de personas, pero, aún así, mi apuesta por la honestidad puede mucho más que mis propios miedos (que los tengo, como todos).

      Eres una mujer muy fuerte, consciente de sus prioridades y de qué es lo que te mueve. Por esa razón, estoy totalmente convencida de que esta nueva aventura que estás apunto de emprender va a ser un aprendizaje más y no supondrá una barrera para seguir invirtiendo tiempo y amor en tus proyectos.

      Me alegra especialmente que te hayas sentido identificada con mis palabras, que a la vez son tuyas. Eso significa que resonamos y me parece algo muy hermoso.

      Desde Barcelona te mando otro abrazo grande de regreso para ti!

      Ali

  3. Eso es verdad cuando dices que tienes un blog es como que la gente quiere saber de que, como lo llevas, como lo haces… es verdad que hay dias en los que no apetece nada escribir ni ponerse a mirar nada, tambien es cierto que no tienes a veces el feedback necesario… pero luego como comentas esta la parte buena, conocer a gente con mismas aficiones, el crecimiento personal, los comentarios y de los puntos que comentas, creo que el que me falta es aprender más de aquellas personas que lo están haciendo bien, ya lo hago algo pero igual deberia hacerlo mas!

    • Hola Olga!

      Me ha encantado que menciones la gran oportunidad de crecimiento personal que es el mantener un blog (o proyecto propio, que, para el caso, es lo mismo).

      Desarrollar un proyecto implica poner a prueba muchas de nuestras habilidades, hasta aquellas que ni sabíamos que teníamos. Es un desafío a nuestra creatividad y nuestra perseverancia, y una maravillosa ocasión para aprender más acerca de temas que tal vez hasta el momento ni nos iban ni nos venían.

      Muchas gracias por tu reflexión! Un gran abrazo, compañera!

      Y a seguir deleitándonos con reseñas fabulosas!

      Ali

  4. Muchas gracias por abrirte, tu sinceridad y autenticidad, Ali. Ahora no tengo trabajo fijo y estoy apostando todo por mi proyecto que desarrollo. Tengo mis bajos y altos momentos. Sé que tengo todo el camino grande por recorrer, pero por ahora siento que es mejor camino que podría encontrar. Me habría gustado irme más rápido con ayuda, pero por la situación que me encuentro casi necesito hacer lo DIY.
    En momentos en cuando no me encuentro bien, me acuerdo para que empecé todo y siento que ilusión resurge en mi interior y sonrisa vuelve a mi cara. A seguir adelante, cuando tienes al lado las personas con las mismas aspiraciones es esencial, sin ello no podría seguir tal vez. Incluso que muchas veces es de manera virtual..jejeje.. Gracias por compartir esos claves con nosotros. Son muy importantes y me parecen imprescindibles. Lo que estás haciendo para mi es admirable. Antes pensaba que no lo hubiera podido hacer si tuviera otro trabajo aparte. Ahora sé si algo te apasiona lo haces y punto porque tiene sentido, te llena, está alineado con tu esencia y valores y no tiene precio si puede ayudar e inspirar a los demás. Espero verte pronto preciosa. Un abrazo fuerte.

    • Elena! No sabes la ilusión más enorme que me hace verte por aquí!

      ¿Sabes lo que he pensado mientras te leía? Que si, a pesar de tener tus momentos bajos y tus momentos altos, sigues recuperando la sonrisa (y que nunca te falte porque es contagiosa) y te sientes bien al recordar por qué empezaste tu proyecto quiere decir que lo que haces tiene sentido para ti.

      Tengo fe ciega en que, de no ser así, ya hubieras desistido hace tiempo. No eres ese tipo de mujer que hace las cosas porque se espera de ella que las haga ni por seguir la corriente del río.

      Sabes compartir tus ideas y aprendizajes desde la cercanía, desde la serenidad y el amor, y es lujazo verte y escucharte en vídeo. Ojalá sigas haciéndolo por mucho tiempo.

      Te agradezco de todo corazón las palabras tan bonitas que me dedicas en tu comentario y la confianza que tienes en lo hago. MIL GRACIAS!! ❤

      Nos veremos antes de lo que crees, verás que es así.

      Un abrazo muy cariñoso para ti!

      Ali

  5. Ali me parece un post muy interesante para reflexionar y plantearte si quieres o puedes compaginar un blog con un trabajo por cuenta ajena. Evidentemente tener un blog y un trabajo no es fácil, requiere de mucha tenacidad y de sacrificio y eso no es fácil ni siempre te va a apetecer hacerlo, porque tienes que sacrificar el tiempo que dedicas a otras personas cercanas y que quieres.
    Desde mi punto de vista vale la pena, por todo lo que te aporta tener un blog, por todo lo que aprendes, por las personas que conoces y con las que compartes el mismo punto de vista o los mismos objetivos. Creo que los sacrificios valen la pena y que tener un blog te aporta más de lo que te quita.
    Un fuerte abrazo preciosa

    • Hola guapa!

      Te respondo nuevamente en forma de reflexión: cuando invertimos dedicación y recursos en algo en lo que creemos, ¿estamos haciendo sacrificios? ¿O tal vez se trata de “otra cosa”?

      Pensaré en ello… Me acabas de dar ideas para otro artículo… xD Gracias!!

      Abrazo grande para ti!!

      Ali

      • ¡Hola Ali!
        Totalmente de acuerdo en que si crees en un proyecto no es un sacrificio, es invertir tiempo y esfuerzos en algo importante para ti y con lo que disfrutas.
        Aunque si pienso que debe sacrificar el tiempo que pasas con amigos y familia.
        Es cuestión de encontrar los momentos y los ritmos que más te convengan, sin olvidarte de otras cosas y personas que también son importantes para ti.
        Abrazote guapa

  6. No es nada sencillo trabajar por cuenta ajena y tener un blog, en mi momento también estaba estudiando mi carrera y ya te digo lo que era esa maratón, además del viaje que estaba haciendo por Asia, ya te digo que era una locura total, pero como dices si tienes claro lo que quieres hacer, si te enfocas bien en el objetivo, pero sobre todo si aprendes a organizarte y creer en ti, seguro podrás conseguirlo, porque a la final, querer es poder como dicen por ahí y ya te digo yo que es posible 🙂

  7. Hola Ali,

    totalmente identificada con lo que escribes. Yo no compagino mi proyecto (llamémosle blog ;-)) con un trabajo por cuenta ajena, pero si con una reciente maternidad en el extranjero, así que a los efectos es lo mismo. Con alguna sobredosis de hormonas de diferencia.

    Pero la claves es efectivamente hacer algo en lo que crees, que le da sentido a tu vida y te hace disfrutar del camino. Si empiezas algo pensando en la meta, mal vamos. Cuando disfrutas de cada momento que le robas al sueño o a pasar tiempo con tu pareja cuando la niña al fin duerme es que vas por el buen camino.

    Tuve la suerte de conocerte y ser partícipe en lo que haces en tu maravilloso taller de Madrid (aunque me quedé con ganas de tener una buena charla contigo), y formas parte de mi universo de gente de corazón, que le pone pasión y todo su ser a cada proyecto. Ese ejército de seres valientes, conectados, despiertos y guerreros con los que quiero compartir mi camino para cambiar el mundo. Vamooossss!

    Gracias por abrirte y compartir tu experiencia, es algo que se agradece y que nos permite identificar y conectar con otros “bichos raros” 😉

    Abrazo fuerte!

    • Uau, Maite…

      Muchas gracias por tus palabras, tan de corazón a corazón.

      Debes saber que yo también admiro el que, teniendo en cuenta tus circunstancias, sigas apostando por tu proyecto y encontrado momentos para invertirlos en él. Es totalmente admirable.

      Yo también me quedé con ganas de esa conversación sin prisas contigo y sé que encontraremos el momento para tenerla y disfrutarla (te debo una visita, ¿recuerdas? Me comprometí contigo).

      Te mando un fortísimo abrazo, deseando seguir pudiendo contar contigo en este gran camino que compartimos (siempre a la inversa!).

      Un besito con todo el cariño, guapa!

      Ali

  8. Qué razón llevas, Ali. Te comprendo a la perfección porque también compagino mi proyecto con un trabajo a jornada completa. Mantener la motivación y las ganas no es fácil. Cuando estás superliada en el trabajo y llegas cansada a casa pero se acerca la fecha de publicación del próximo post y no sabes de dónde vas a sacar la inspiración. Sacar tiempo debajo de las piedras para trabajar en el blog etc. Pero lo gratificante que es cuando alguien te dice que le ha gustado o ayudado lo que has escrito. Y sí, ayuda tener a personas que saben qué es eso de tener un blog y lo que implica.

  9. Qué buenos tus consejos, me parecen muy acertados, sobre todo tener en cuenta de que lo que hagas sea algo que realmente tenga sentido para ti y que lo hagas con tu esencia, cuando empezamos tendimos a mirar a los demás y esto es bueno para aprender pero sin dejar de lado quién eres tú .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s