CÓMO MANTENER UN BLOG Y UN TRABAJO POR CUENTA AJENA SIN VOLVERTE MAJARETA

Parece que eso de tener un blog suena muy cool. Y está de moda. Cuando le cuentas a alguien que tienes un blog enseguida dibujas una sonrisa y una mirada curiosa en la cara de esa persona seguido de un “¿en serio?”. Pues sí, en serio.

Parece como si eso de tener un blog te regale un poco de glamour o, como mínimo, hace que la curiosidad de los demás hacia tu persona se despierte un poquito más rápido. Pero sólo un poquito, no nos vayamos a pasar.

Es guay que la gente se interese por lo que haces, pero la cuestión es que nadie sabe lo que hay detrás ni lo que implica compaginar un blog con un trabajo por cuenta ajena. Porque nadie te lo pregunta y, tal vez, porque nos da pereza “romper” ese momentito de glamour. Con lo caros que se cobran.

Leer más »

Anuncios