EL HOMBRE QUE NO SABÍA AMAR

Tras la lluvia... había algo más...
Tras la lluvia… había algo más…

Había malgastado multitud de años y de energía en intentar ser quien querían que fuese, no quien era en realidad. Siempre quería dar más, ser más, sorprender más. Tanto fue así que olvidó escucharse a sí mismo.

Se había esforzado tanto por estar a la altura de lo que se esperaba de él, que se sentía vacío. Ya no le quedaba nada que ofrecer, nada que compartir y que poder mostrar a los demás. Pero nada de eso era lo importante. Lo que realmente era significativo es que había dedicado tanto tiempo en agradar y contentar a los demás que había olvidado lo necesario que era contentar a su propia persona.

Leer más »

Anuncios

NUNCA TE AVERGÜENCES DE LO QUE SIENTES (NI DE QUIEN ERES)

Yo. Sin máscaras, sin escudos, sin dobleces.
Yo. Sin máscaras, sin escudos, sin dobleces.

Hoy no pretendo lanzarte una flecha directa al alma con el título de mi post de hoy. Hoy tan sólo me he propuesto romper barreras, poner las cartas sobre la mesa y sincerarme más que nunca. Porque me lo merezco y porque os lo merecéis.

No son pocas las veces hoy en día que algún amigo o amiga recurre a mí para pedirme ayuda para mejorar su propia confianza. Como si yo tuviera las claves bajo llave, como si tuviera todas las respuestas, como si fuera capaz de encontrar solución a todo… Nada más lejos de la realidad.

Leer más »

CUANDO LO QUE SIENTES ES MÁS FUERTE QUE TÚ

Atardecer en Los Barruecos, Cáceres (12.11.2014)

He estado dos semanas prácticamente desaparecida y tengo tantas cosas que contaros que no tengo ni idea de por dónde empezar.

Sin embargo, hoy no voy a hablaros de lo que he estado haciendo durante este tiempo (eso lo dejo para mi próximo post), sino que voy a intentar acercaros a lo que estoy sintiendo en este momento. Os aviso de que no es moco de pavo, así que coged aire, sentaos conmigo un ratito y veremos qué pasa.

Leer más »

TAN IMPORTANTE COMO SENTIR

Mi amiga Lorena, quien sabe muy bien lo que es sentir

Hace ya algunos días, una amiga me hizo una pregunta que aún está consiguiendo hacerme pensar. La pregunta en cuestión era de dónde sacaba la inspiración para escribir mis artículos y, a pesar de que la respuesta pueda parecer simple, creo sinceramente que en realidad no lo es tanto, especialmente para algunas personas.

Por ahora, no puedo desvelar cuál fue mi respuesta porque tendréis oportunidad de conocerla dentro de muy pocos días, pero, sin embargo, sí quiero y necesito compartir con vosotr@s algunas reflexiones que han estado merodeando por mi cabeza en los últimos días.

Leer más »

MI RESPUESTA A TUS PREGUNTAS

Buenas noches a tod@s,

Este va a ser un post especial y muy diferente a los anteriores. Ayer tuve con un gran amigo mío una conversación que me ha hecho reflexionar bastante, así que amigo mío, tú que leerás esto hoy vas a obtener (espero) mi respuesta a tus preguntas. Mi respuesta viene a través de este medio dado que aquí me siento como en casa, es mi espacio y donde me relajo sin límites, así que… ¿Dónde mejor?

Quizá os preguntéis cuáles eran esas preguntas, no os preocupéis, os lo voy a contar todo… Bueno, o casi todo, siempre es bueno y aconsejable reservarse algo para una misma. Ayer mi gran amigo Paco me preguntó por qué me gustaba tanto viajar y qué es lo que nunca contaría en mi blog de viajes.

Como sé que entenderéis, algunas de mis razones para continuar soñando con viajar y para trazar diferentes proyectos alrededor de ello van a seguir formando parte de mis pensamientos e inquietudes. Corrientes si queréis, pero al fin y al cabo mi pequeño rincón íntimo y personal.

Sin embargo, algunos de esos motivos sí quiero compartirlos aquí porque en definitiva son los que me han conducido a crear este espacio, a compartir una gran parte de mi vida, pequeña quizá pero a la vez muy importante y porque, sin lugar a dudas, sin esos hilos conductores no estaríais leyéndome en este momento ni esta web habría superado las 2.000 visitas.

Cómo lo explicaría… Tengo tan sólo 30 años, relativamente pocos para hablar con propiedad pero a su vez los suficientes para escribir con algo de perspectiva y experiencia. Y es que, después de algunos viajes a diferentes lugares y de haberme topado en ellos con una gran cantidad de personas, me he dado cuenta de que, en definitiva, tod@s nos parecemos más de lo que creemos e imaginamos. Observando a personas de diferentes culturas, religiones y costumbres, he visto cómo es mucho más lo que nos une que lo que nos separa, indistintamente del lugar en el que hemos nacido o vivido.

Sentimientos como el amor, la esperanza, la ilusión, la fe, la tristeza, también la alegría son universales y son lo que mueven estos lugares de por aquí, estos lugares a los que llamamos mundo. Me conmueve inmensamente ser testigo de cómo una misma obra de arte consigue acariciar el alma y dejar sin palabras a miles de personas, cómo un mismo paisaje emociona a quienes lo comparten sin distinción alguna y cómo, al fin y al cabo, aquellos pequeños momentos se convierten al final en grandes momentos.

Grandes porque consiguen que recuerdes un poquito más de quien eres, incluso de quien eras, y que tu corazón, quizá partido en mil pedazos, se recomponga para latir por algo más profundo: un sueño, una ilusión o, paradógicamente, una realidad. Por todo ello merece la pena viajar, seguir pisando fuerte cada centímetro del suelo que ocupas y continuar compartiendo sonrisas y pensamientos por donde quiera que vayas, sin prestar atención más allá de lo que te transmite una mirada en un determinado momento.

¿Qué es lo que no contaría en este blog? Seguramente aquello que me hiciera sentir más vulnerable, si cabe. Porque… ¿Qué quedaría de nosotr@s sin ese baúl de recuerdos y sensaciones que cada un@ guardamos como el máximo secreto de nuestra existencia? Yo os lo diré… Nada… Porque no hay nada más bonito en este mundo que compartir parcelas de nuestra propia persona en el instante más inesperado, sin espectadores, tan sólo porque sí… O porque no imaginas el mundo sin haberlo compartido con quienes te hacen sentir algo más feliz. Y yo hoy soy precisamente eso, algo más feliz gracias a vosotr@s.

Con cariño,

Ali

Yo en la playa de El Campello, Alicante (noviembre de 2004)
Yo en la playa de El Campello, Alicante    (noviembre de 2004)